5 consejos para prevenir la cistitis

  • Es una de las enfermedades más comunes en la mujer producto de su condición anatómica y a malos hábitos, como aguantar mucho rato la orina o ingerir poco líquido. 

Freedigitalphotos.netLa cistitis es una inflamación de la vejiga, órgano encargado de almacenar la orina. Este problema de salud puede producirse por distintas causas, sin embargo, lo más común es que se desarrolle producto del ingreso de bacterias a esa zona.

De acuerdo al urólogo de Clínica Vespucio, Dr. Walter Candia, esta enfermedad es más común en mujeres, debido a su anatomía; tienen más corto el conducto por el que se expulsa la orina (uretra) que el hombre, por lo que los gérmenes pueden pasar más fácilmente a la vejiga.

Síntomas

• Deseo frecuente de orinar.
• Dolor o ardor al hacer pipí.
• Orina turbia y de mal olor y, en algunos casos, presencia de sangre.

El especialista advierte que hay ciertos hábitos que pueden provocar que las personas sean más propensas a sufrir cistitis; dentro de ellos, la estitiquez. Esto, ya que al no evacuar las deposiciones, se mantienen por largo tiempo en el intestino, lo que provoca una gran carga bacteriana que favorece la infección. Esto mismo ocurre cuando nos aguantamos mucho tiempo la orina.

Tratamiento

El Dr. Candia indica que el procedimiento a seguir dependerá del agente causante. En el caso de una cistitis bacteriana, el tratamiento consistirá en la administración de antibióticos. “En ciertos casos, que se dan en cuadros de mayor gravedad, el especialista puede solicitar exámenes que le permitan visualizar el tracto urinario”, asegura el profesional.

Recomendaciones

El urólogo asegura que la cistitis se puede prevenir, o al menos disminuir la ocurrencia. Para esto, nos entrega algunos consejos:

  1. Aumentar la ingesta de líquidos: el especialista recomiendan beber al menos dos litros de agua diarios.
  2. Ir al baño apenas se presente el deseo de orinar: esto, ya que las bacterias aumentan mientras más tiempo permanezca la orina en la vejiga.
  3. Preocuparse de mantener un aseo genital permanente: lavarse y secarse siempre de adelante hacia atrás, ya que la mayoría de las bacterias que provocan infecciones urinarias provienen de las heces.
  4. Utilizar ropa interior de algodón: las prendas de tejidos naturales favorecen la traspiración y evitan la humedad, condición que cultiva las bacterias.
  5. Evitar el estreñimiento: este problema impide la expulsión de bacterias y gérmenes próximos a la vejiga, las que pueden colonizar el tracto urinario y derivar en infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *