La Brigada Sonrisas Sanas llevará la buena salud bucal de las aulas a los hogares

La salud bucal de los niños es, en gran medida, responsabilidad de sus padres, quienes están a cargo de enseñar buenas conductas de higiene. Desgraciadamente esto no siempre se da con éxito, lo que tiene a más de la mitad de los niños del país con caries. A partir de esta problemática, el Colegio de Cirujano Dentistas, en coordinación con la Ilustre Municipalidad de Santiago, la Universidad Autónoma y Pepsodent, desarrollaron la Brigada Sonrisa Sana.

Fotografia por arztsamuiEsta iniciativa pionera, lanzada en el marco del Día Mundial de la Salud Bucal, promoverá hábitos de higiene bucal a las aulas, para que sean los niños los verdaderos superhéroes que llevarán buenos hábitos a sus hogares. Es parte, además, de una importante alianza de Unilever con la FDI, que comenzó hace 11 años y que busca mejorar los índices de salud bucal en 37 países alrededor del mundo.

“Uno de los fundamentos de este programa Brigada Sonrisa Sana es que los niños actúen como embajadores o superhéroes de la salud bucal, pues la experiencia al respecto nos ha mostrado que muchas veces son los niños y no los padres, los que mejor pueden promover hábitos”, sostuvo la Alcaldesa Carolina Tohá.

La iniciativa consiste en una capacitación gratuita impartida por la Universidad Autónoma, a alrededor de 20 profesores, quienes serán instruidos en hábitos de higiene bucal, además de tener la importante misión de llevar sus nuevos conocimientos a las aulas.

Estos docentes, de los colegios Salvador Sanfuentes y la Escuela Benjamín Vicuña Mackenna, compartirán sus conocimientos con 400 niños de entre 7 y 9 años, quienes a su vez serán investidos como la Brigada Sonrisa Sana, y se convertirán en los encargados de llevar sus nuevos conocimientos sobre salud bucal a sus pares y a sus hogares.

Para Jennifer Müller, Brand Manager de Pepsodent, esta iniciativa es “fundamental, considerando que sólo el 29,6% de los niños de 6 años está libre de caries. Esta cifra se vuelve aún más dramática en los niveles socio económicos bajos, donde sólo el 22,1% de los niños de esta edad tiene sus dientes libres de caries”.

Por su parte, la doctora María Eugenia Valle, Secretaria Nacional del Colegio de Cirujano Dentistas añade que “nos ha parecido fundamental llevar a cabo este proyecto con niños de esta edad. Es el momento en que se genera el punto de inflexión: a partir de esta edad empieza a producirse un daño que termina siendo grave y extenso en nuestra población, especialmente en los más pobres”.

“Estamos aquí para decir que hay que apostar por la prevención y partir por los niños. Pero también para decir que el Estado se debe implicar mucho más en resolver este problema. El derecho a sonreír debe ser para todos los chilenos”, añade.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *