¿Cómo fomentar la actividad física en la etapa preescolar?

La práctica deportiva en escolares favorece el crecimiento, desarrollo y resulta  un estímulo para el metabolismo. Según el traumatólogo de Vidaintegra, Dr. Roberto Castillo, para que un niño tenga un crecimiento saludable debería ejercitarse diariamente. “Como las  horas son en general insuficientes en el sistema escolar, es recomendable que hagan actividades extras, sobre todo aquellos menores que tienen sobrepeso u obesidad”.

Fotografía por SattvaLos altos índices de obesidad en los niños de nuestro país han alertado a los padres sobre qué tipo de alimentación están recibiendo sus hijos. De igual manera, se pone en tela de juicio cuánto ejercicio realizan y si los colegios están impartiendo las suficientes horas de actividad física.

Para el traumatólogo de Vidaintegra, Dr. Roberto Castillo, la práctica deportiva es fundamental para evitar el exceso de peso, además de ayudar a prevenir problemas articulares de rodilla, cadera y columna. “En etapa  escolar se  comienzan  a modelar  los hábitos, por lo  tanto un niño que  no hace ejercicios durante  esta  fase, difícilmente podrá adquirirlo en el futuro”, asegura el especialista.

Según el traumatólogo, para que un niño tenga un crecimiento saludable debería ejercitarse todos los días. “Durante la etapa escolar los niños se vuelven más sedentarios, por lo que debe hacerse una rutina de ejercicios. Se recomienda una hora diaria o más, dividida en intervalos de 15 minutos. En la adolescencia lo adecuado son 30 minutos de forma moderada. Lo mínimo sería hacerlo tres veces a la semana durante una hora”, asegura el especialista.

“Como las  horas son en general insuficientes en el sistema escolar, – agrega- es recomendable que niños y adolescentes hagan actividades extras, sobre todo si tienen sobrepeso u obesidad”.

Con respecto a qué tipo de actividades son las más recomendadas, el Dr. Castillo sugiere que durante la enseñanza básica sean del gusto y habilidades del alumno.

En el caso de los jóvenes que estén en la educación media, se aconseja que desarrollen un deporte específico que esté de acuerdo a su edad, desarrollo psicomotor y alteraciones anatómicas. “Esto para desarrollar  no  sólo buenos  hábitos de ejercitación, sino  también  el trabajo en equipo y la disciplina, ambos factores que les ayudarán en la vida”, manifiesta el traumatólogo.

El carácter del pequeño es otro factor importante; si un niño es tímido, por ejemplo, es beneficioso orientarlo hacia deportes de equipo como el básquetbol, en el que debe obligadamente compartir con un grupo de pares. A los más agresivos se les aconseja los deportes de combate como el judo, que le permitan luchar y canalizar su energía por medio de un juego con reglas.

Prevención

A fin de descartar patologías previas y alteraciones anatómicas que contraindiquen la práctica deportiva, es necesario hacer un chequeo médico a los niños.

El especialista de Vidaintegra afirma que las edades más complicadas son entre los 8 y 12 años, ya que se pueden presentar dolores  en las caderas, rodillas, pies y columna. “Estas dolencias están  relacionados  con  enfermedades que deben ser tratadas, como los traumas, esguinces, desgarros musculares, tendinopatías y disyunción fractura, que son lesiones de los cartílagos de crecimiento en los más jóvenes”.

Con respecto a la práctica de pesas, que es usual en los adolescentes, se sugiere que se realice no antes de los 10 años. “No obstante, si  no  es bien  supervisado puede  ocasionar lesiones en los  cartílagos de crecimiento en  los  extremos de los  huesos  largos y finalmente  alteración en el desarrollo  de  esa  extremidad, produciendo  deformidades  o  acortamiento”, asegura el especialista.

Es necesario que los padres también se involucren motivando a los menores, practicando con ellos, o asistiendo a sus juegos y competencias y pasando juntos un tiempo de calidad, para que vean que el deporte no es sólo una práctica saludable,  sino también una forma de unir a la familia.

Para tener presente:

  • El deporte al igual que una alimentación saludable es fundamental para evitar el sobrepeso.
  • Si los colegios no tienen suficientes talleres de actividad física es necesario que los niños realicen ejercicios durante sus horas libres.
  • Es importante que se realice diariamente.
  • Para prevenir algún tipo de patología es necesario que los niños sean llevados a un especialista a fin de que les haga un chequeo médico.
  • Con respecto a la práctica de pesas, se aconseja que sólo se haga después de los 10 años y supervisado por un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *