Métodos ingeniosos para quitar los pañales

 

  • Cada niño es diferente, y aunque existen ciertos parámetros que dicen “la edad idónea” para quitar los pañales, lo más importante es estar atento a las señales que te dejen ver que tu hijo o hija está listo para este proceso. Sin embargo no todos los niños aprenden de la misma manera. Aquí te dejamos algunos datos útiles para superar este proceso.

 

Cortesía de BigStock // FreeDigitalPhotos.net“Tiene que ser independiente, mantenerse seco por cierta cantidad de horas, debe saber hablar”- Son algunas de las típicas recomendaciones que uno escucha a la hora de buscar información para sacar los pañales, pero no todas esas indicaciones son certeras, así como no todos los niños son iguales. Por ejemplo, hay niños que tienen complicaciones para hablar, pero sin embargo con capaces de seguir ordenes a la perfección.

Lo más importante para comenzar la búsqueda de un método para sacar los pañales es analizar el nivel de independencia del niño. Si es capaz de bajarse los pantalones o si al menos es capaz de pedirte ayuda, ya que el bajarse los pantalones por si mismo, lo puede aprender durante el proceso. Recuerda que este logro de tu pequeño será una meta cumplida entre ambos y es super importante que te comprometas con el proceso.

En simples palabras, necesitas que el niño sea capaz de seguir instrucciones, que no te haga berrinches al sentarlo en alguna parte, que te tenga confianza y que camine bien. El resto de habilidades como bajarse los pantalones, avisar cuando quiere ir al baño y limpiarse, son cosas que podrá aprender en el proceso. Lo que si es importante es que conozcas bien a tu bebé. Algunos niños mantienen ciertas “poses” en el momento en que están haciendo en el pañal, es importante que sepas reconocer esas señales. Y otro aspecto relevante, es que tu bebé sea capaz de pasar algunas horas seguidas, seco, es decir, tenga un cierto “control de esfínter”.

Método de los 2  meses

Cortesía de BigStock // FreeDigitalPhotos.netEs el método más tradicional, utilizado por la mayoría de los padres en los meses de verano. Durante dos meses debes insertar el “ir al baño” a la rutina de tu hijo. Sentándolo a ciertas horas (idealmente unos 20 minutos después de comer y después de beber líquidos), para que su esfínter “aprenda” los horarios en que el niño puede ir al baño.

Este método considera también cambiar los pañales por “Pull Ups” (pañales que se bajan con facilidad como si fueran ropa interior) o directamente eliminar los pañales y poner calzoncitos, aunque esto pueda significar limpiar algunos accidentes las primeras semanas. Con este método del horario tras las comidas, se sigue usando el pañal durante la noche por algunos meses más, y se calcula que alrededor de los dos meses, el niño y su esfínter ya se acomodan por sí solos para ir al baño en los horarios que se establecieron.

Método Fallom

Cortesía de BigStock // FreeDigitalPhotos.netSi tu niño está próximo a cambiarse de nivel en el jardín y necesitas que aprenda a ir al baño con urgencia, hay un método que para algunos puede ser considerado como mágico e incluso imposible. El método de la psicóloga Julie Fallom promete sacar los pañales en 3 días o incluso menos.

¿Cómo funciona? Para empezar, debes considerar que esos 3 días deberás estar dedicada 100% a tu bebé. Te recomendamos que compres comida preparada o que congeles los almuerzos y cenas de la familia. Luego, debes determinar que parte de la casa tiene “el piso más fácil de limpiar”, ya que deberás limpiar ciertos accidentes durante el proceso.

¿Qué necesitas? Necesitarás muchas colaciones frescas y que hagan que tu bebé vaya al baño seguido. Agua, jugos en caja y fruta serán tus mejores aliados. También asegúrate que el lugar tenga una temperatura media, ya que este método considera dejar desnudo a tu bebé de la cintura hacia abajo, así que te recomendamos que lo realices en verano o que pongas un calentador.

Durante los 2 primeros días estarás todo el tiempo con tu bebé y este estará sin pañales. La pelela estará con ustedes en esa misma habitación y cada vez que veas que tu bebé comienza a hacer, lo sentarás, para que entienda que debe hacer ahí. Cuando ya comience a hacer en el lugar que debe, lo premiarás con “el baile del orinal”. Es algún saludo, baile o aplauso entretenido que inventarás para que tu hijo “sepa que o ha hecho bien”. Cada vez que cumpla con hacer en el orinal y no en el piso, lo premiarás con tu entretenido baile.

Al tercer día le pondrás ropa interior de niño y le enseñarás a bajársela, y además lo llevarás a pasear fuera de casa una hora, esto servirá para establecer un horario, ya que durante los días siguientes lo sentarás antes de salir de casa y lo llevarás a dar una vuelta a las mismas horas (ideal una vez en la mañana y otra en la tarde). Tras estos 3 días tu hijo ya sabrá  ir al baño, igual tendrá algunos accidentes, pero conocerá la rutina y cada vez serán menos.

 

Independiente del método que elijas para ayudar a tu hijo con el proceso de eliminar los pañales, lo importante es tener una actitud de “no retorno”. A veces puedes dejar el pañal de la noche (porque es más difícil enseñarle a ir al baño de noche, absolutamente solo y le puede dar miedo), pero no debes volver a ponerle pañales normales una vez que los hayas eliminado. Piensa siempre que es preferible sufrir los 2 primeros meses limpiando algunos accidentes, que pasar muchos meses más aún cambiando pañales.

Como recomendación, ten presente que los jardines infantiles de la JUNJI comienzan el entrenamiento de los pañales alrededor de los 18 meses, para que ya a los 2 años el niño esté listo con el proceso. Nadie conoce a tu hijo mejor que tú, así que analiza cómo han sido sus avances y prepárate para empezar esta aventura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *