Dormir bien, las horas correspondientes y en la forma correcta son elementos esenciales para un buen desarrollo. Es por esto que un importante estudio realizado por National Sleep Fundation recalcó la importancia de que los niños de entre 6 y 17 años de edad logren un buen descanso.

“Child Sleeping On Educational Desk” by Stuart Miles / Freedigitalphotos.netEl estudio se realizó a 1100 padres y tutores, de entre niños y jóvenes de entre 6 y 17 años y demostró que generar hábitos de para ir a dormir, favorecerán en el descanso y, por lo tanto, en el desarrollo de los niños.

  • Tener horas establecidas: es importante que la hora de ir a dormir esté establecida para comenzar a generar hábitos y lograr que los niños duerman la cantidad de horas necesarias.
  • Reducir  la cafeína: este tipo de sustancias altera el sistema nervioso, por lo que los niños se ponen enérgicos y son más propensos al insomnio. La cafeína no solo se encuentra en el café, sino también en alimentos como el chocolate y los refrescos.
  • Evitar distracciones: hoy en día las distracciones están al alcance de la mano. El teléfono celular, el computador, la tablet o el televisor son todos dispositivos electrónicos que evitan el buen descanso de los niños.

Estos son simples pasos para generar hábitos de buen dormir y propiciar un descanso seguro en los menores. Los niños de entre 6 y 11 años requieren de 9 horas de sueño, mientras que de 12 a 17 años mínimo necesitan 8 horas. 

Las horas de descanso son fundamentales para evitar problemas académicos, obesidad y problemas en el desarrollo. Por esto, el estudio concluye en la importancia que deben darle los padres al descanso de sus hijos.

Por pediatric

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *