La nutrición de los niños no sale de vacaciones

 

  • Con las vacaciones llega la tentación de que los niños coman lo que quieran y a la hora que quieran, pero los especialistas recuerdan que es necesario que coman equilibradamente, de modo que se nutran y mantengan sus defensas. Nutricionista entrega menú ideal para estos días de calor.

 

Cortesía de David Castillo Dominici / freedigitalphotos.netEn época estival son muchas las cosas que quedan para marzo y aunque quisiéramos dejar de lado algunas responsabilidades, el tema de la nutrición de nuestros niños no debe formar parte de la lista.

María Luisa Hervias, Jefa de carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico,  recomienda que los niños no se salten ninguna comida, que mantengan en la dieta todo tipo de alimentos, especialmente la leche y el yogurt por su alta entrega de calcio, también mucha fruta y que no olvidemos mantenerlos hidratados, debido al alza de las temperaturas y los juegos en el exterior.

“Para niños en crecimiento, se recomiendan las frutas y verduras que aportan vitaminas, minerales y fibra, nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Asimismo, las carnes, de preferencia el pescado, ya que aporta ácidos grasos esenciales que no son consumidos en las cantidades recomendadas por la población y que protegen nuestro sistema cardio y cerebro vascular, entre otras de sus múltiples funciones. Las legumbres, que entregan energía, proteínas, fibra, minerales y vitaminas, siendo por tanto un gran alimento que al menos se debe consumir una vez por semana, idealmente dos, y puede faltar en nuestra mesa”, indica la especialista.

Para aquellos días de paseo, María Luisa Hervias señala que “deben consumir mucho líquido, caso sobre todo por el sol y la actividad física. Incrementar el consumo de frutas y verduras y preferir carnes preparadas con la menor cantidad de grasa posible, idealmente pollo, pescado tipo atún o salmón, y disminuir los carbohidratos. La idea es que su alimentación sea relativamente liviana para que su digestión sea más rápida”, explica.

Para concluir, la docente de Nutrición y Dietética de la U. del Pacífico entrega un menú ideal para días de calor:

  • Desayuno: un jugo de frutas natural o una leche con un sándwich con quesillo o jamón de pavo.
  • Colación: fruta o jugo de frutas natural.
  • Almuerzo: ensalada abundante y que al menos tenga 3 colores diferentes, máximo media taza de arroz, fideos, papas o puré, con carne, pollo o pescado. Fruta de postre
  • Once: jugo natural o leche con 1 pan con agregado.
  • Cena: ensalada abundante con carnes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *