Problemas de audición en niños, la importancia de la detección temprana

  • Es importante avanzar hacia una detección universal de la hipoacusia en los recién nacidos. Muchas veces cuando se detecta el problema auditivo en los niños, ya es muy tarde para desarrollar habilidades que le permitan comunicarse.

www.guiainfantil.com

En los primeros años de vida, la audición es un aspecto fundamental  para el desarrollo emocional, social  y cognitivo de un  niño.  Según Luis Ortega, fonoaudiólogo responsable de calidad, formación y audiología en GAES, una pérdida leve o parcial puede afectar la capacidad de hablar y entender el lenguaje. Indica que la detección de estas anomalías debería realizarse antes de los 3 meses de vida, acompañada de una intervención efectiva antes de los 6 meses. Esta pesquisa permite el desarrollo de los niños tal como si tuviesen una audición normal; resultado que se incrementa mientras más temprano es el diagnóstico y tratamiento.

En base a recientes publicaciones de la Revista Médica de Chile, se puede plantear que nacen actualmente en el país hasta 1.250 niños con hipoacusia, de los cuales un importante porcentaje no es oportunamente diagnosticado o tratado. De hecho un 50% de los casos corresponde a recién nacidos sanos sin factores de riesgo. “Para los padres, son recién nacidos sanos que no muestran signos que puedan indicar fallas auditivas. No generan una sospecha en ellos hasta varios meses, incluso años” advierte Luis Ortega. Añade que a mayor edad de intervención, peores son los resultados en términos del desarrollo de lenguaje y otras habilidades cognitivas

Señales de pérdida auditiva

Los signos de pérdida auditiva en niños muy pequeños pueden no ser fáciles de notar hasta cuando cumplen entre 12 y 18 meses de edad, que es cuando deberían decir las primeras palabras. 

Logros auditivos que su hijo debe alcanzar en el primer año de vida:

  • La mayoría de los bebés se sobresaltan o “asustan” ante ruidos fuertes y repentinos.
  • A los tres meses, por lo general reconoce la voz de los padres.
  • A los seis meses, por lo general puede mirar o girar la cabeza hacia el lugar desde donde proviene un sonido.
  • Es frecuente que, a los 12 meses, un niño pueda imitar algunos sonidos y decir unas pocas palabras.

A medida que el bebé crece hasta convertirse en un niño pequeño, los signos de pérdida de audición pueden incluir:

  • Limitaciones en el habla, habla deficiente o falta de habla
  • Falta de atención frecuente
  • Dificultades de aprendizaje
  • Necesidad de subir el volumen del televisor
  • Falta de respuesta al nivel ruido conversacional o respuesta inadecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *