Lactancia Materna, alimentación óptima por sus nutrientes y por sus beneficios para la salud del bebé

  • En Chile la prevalencia de lactancia materna para los primeros meses es aproximadamente del 80% y aunque disminuye con el paso del tiempo, en comparación al resto del mundo donde está representada por menos del 40%, es una costumbre bien considerada y sobre la que hay que tener ciertas consideraciones.

La lactancia materna comienza apenas nace el niño y se recomienda mantenerla como fuente de alimentación exclusiva hasta los seis meses, además se puede utilizar también como complementaria junto a otros alimentos hasta los dos años, según explica el doctor Eduardo González, pediatra de la Clínica Avansalud.

ID-100172969Este tipo de alimentación, tiene ventajas tanto para la madre como para el niño. En el caso de las mamás, les ayuda a recuperar el peso que tenían antes de la gestación, provoca un sentimiento y sensación de grata satisfacción al poder alimentar a su guagua, contribuye a espaciar los embarazos y al ahorro de recursos de la familia y la sociedad.

En el caso del bebé, tal como detalla el especialista de Avansalud, la lactancia es la nutrición óptima porque tiene todos los nutrientes, está siempre lista, a temperatura adecuada, se acomoda a las necesidades del niño que va creciendo, lo protege de enfermedades y mantiene en adecuadas condiciones el sistema inmunológico. Además disminuye el riesgo de desarrollar obesidad, favorece la calcificación de los dientes y estimula un buen desarrollo facial y es favorable para el crecimiento psicomotor y promueve una mayor capacidad de aprendizaje, al tiempo que genera un apego temprano, da confianza y seguridad.

Todas estas ventajas son capaces de superar las escasas complicaciones que inevitablemente genera la alimentación por esta vía a algunas mujeres y que se presentan principalmente en madres primerizas. Entre ellas se encuentran los dolores de pecho y las grietas en el pezón, pero ambos son tratables, “cuando esto ocurre, debe acudir a su matrona o al médico, ya que esto puede provocar intranquilidad en la madre, mala alimentación, entre otras cosas”, explica el pediatra.

En adición y para evitar dichas complicaciones es necesario prestar atención a algunos aspectos de manera de cuidar la alimentación del hijo y el propio cuerpo. Primero, para controlar si se tiene suficiente leche, “hay que escuchar el sonido que hace el niño al tragar, que moje al menos seis pañales al día con orinas claras y deposiciones amarillas y fluidas”, dice el especialista. Además, la mamá debe producir leche constantemente y la guagua aumentar de peso en forma adecuada.

Para cuidar las mamas, el doctor Eduardo González aconseja una buena y adecuada postura de amamantamiento, tanto de la mamá como de la guagua, que evite complicaciones como grietas o mastitis.

En conclusión y principalmente para madres primerizas, los consejos y recomendaciones para ejercer una lactancia efectiva tienen que ver con la tranquilidad, alimentarse de manera correcta y sana, no fumar, no beber alcohol, consumir el mínimo de café y té, no hacer dietas, agregar dos vasos adicionales de lácteos y dos platos adicionales de frutas y verduras al día, aumentar el consumo de líquidos y mantenerse informadas del Programa Nacional de Alimentación Complementaria, indica el doctor Eduardo González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *