Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que si no se controla, puede generar una gran variedad de problemas. Según unos estudios realizados ya a finales del siglo XX, el 5,3 % de la población chilena mayor de 20 años presentaba casos de diabetes mellitus (DM). El principal factor de la presencia de diabetes, además de la herencia genética, es la obesidad, por lo que el cuidado de la dieta es fundamental.

Freedigitalphotos.netPara tratar todos los asuntos relacionados con la alimentación, tanto si se padece obesidad y se pretende evitar la diabetes entre otras enfermedades, como si se tiene diabetes y se quiere llevar una dieta equilibrada, es necesario acudir a un buen endocrino que analice nuestra situación y nos planifique una dieta o una serie de alimentos beneficiosos.

La diabetes tipo 2, aunque puede deberse a trastornos alimenticios, nada tiene que ver, ya que se trata de una enfermedad provocada por la falta de insulina o por la poca cantidad de la misma. La insulina es una hormona segregada por el páncreas y es la encargada de mantener estables los niveles de glucosa en sangre. La insulina permite a la glucosa entre en las células y estas la conviertan en energía o la almacenen hasta que sea necesaria. Cuando esta producción tan importante falla, se produce un exceso de glucosa en sangre, de ahí que el nombre original de la enfermedad sea diabetes mellitus, pues este término significa miel.

El rango de pacientes abarca tanto a jóvenes como a mayores, aunque como es lógico, el porcentaje de afectados es mayor a medida que aumenta la edad, ya que a partir de los 70 es cuando más riesgo hay de padecerla. Se distinguen tres tipos de diabetes, la primera, llamada diabetes tipo I es la que suele afectar ya desde la infancia o en los primeros años de vida y se debe a la destrucción progresiva de las células del páncreas. El tipo II sin embargo se presenta a edades más avanzadas y se debe a la escasa producción de insulina, mientras que la diabetes gestacional se produce el embarazo.

Entre los síntoma de la diabetes, hay tres que son especialmente importantes, ya que nos ayudan a detectar la posible presencia de esta enfermedad. Si la frecuencia de orinar aumenta, se produce un hambre inusual y se tiene más sed, es muy probable que se deba a la presencia de diabetes. Otros síntomas son por ejemplo la irritabilidad y los cambios de humor, la vista nublada, molestias estomacales y vómitos, pérdida de peso o dificultad para sanar los cortes o heridas.

Aunque no hay ningún tipo de remedio para la diabetes tipo I, para la tipo II si lo hay, pues al derivar en la mayoría de los casos de la obesidad, puede prevenirse con una alimentación sana y con ejercicio físico. Por supuesto, hay medicación para ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre, ya que se trata de un problema realmente serio que puede generar problemas a nivel ocular o motriz entre muchos otros.

Es importante que todo paciente con diabetes se controle a diario y se medique, hoy en día es realmente fácil gracias a los recursos tecnológicos que están al alcance de todos, y si se combina con hábitos de vida saludable, la enfermedad es mucho más llevadera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *