Trastornos alimentarios: Anorexia

Por extraño que parezca, hablamos de una enfermedad mental, por lo que son principalmente los psicólogos los que se dedican a tratar la anorexia. Se trata de un trastorno alimenticio que afecta a un gran número de personas en el mundo, especialmente a personas jóvenes y a pesar de ser algo que tiende a preocupar más a las mujeres, está cada vez más presente entre hombres.

Freedigitalphotos.netHay que diferenciar entre la anorexia y la anorexia nerviosa. La primera que puede ser una carencia de apetito por enfermedades o estados febriles entre otros, es decir, es en realidad un síntoma más de otra enfermedad. Mientras que la anorexia nerviosa es el miedo obsesivo a engordar, se muestra un rechazo total a la comida y la propia percepción del cuerpo puede verse distorsionada.

Es una enfermedad muy seria, las personas que la padecen se obsesionan con su figura y sólo quieren perder peso, llevándoles incluso a estados de inanición. Son muchas las personas que han fallecido por esta enfermedad, y es que al tratarse de un daño psicológico, es la mente la que afecta al resto del cuerpo y es muy difícil superarlo. Aunque el paciente adelgace hasta extremos inimaginables, él se sigue viendo gordo, su propia percepción le engaña y le hace ver algo que no es.

Entre los criterios psiquiátricos que se siguen para diagnosticar esta enfermedad podemos destacar la extrema delgadez por el rechazo a la comida, el gran temor hacia la idea de engordar lo más mínimo, la preocupación desmedida sobre el peso y la apariencia y la amenorrea, suspensión del ciclo menstrual, la cual solo aparece en las mujeres.

El cuerpo se debilita, no obtiene los nutrientes que necesita y va perdiendo fuerza y si no se frena, la anorexia conduce directamente hasta la muerte. Se producen fuertes cefaleas, caries dentales, pérdida del apetito sexual, complejos graves relacionados con la apariencia, hipoglucemia, pancreatitis crónica o disminución del nivel de leucocitos en sangre son sólo algunas de las consecuencias físicas que la anorexia provoca en el organismo.

Lógicamente, afecta también a nivel psicológico, y la depresión, ansiedad, los trastornos de la personalidad u obsesivos-compulsivos, son también daños mentales bastante graves que la anorexia genera. La persona que la padece tiene una visión bastante diferente al resto y se muestra aislada, carente de emoción, ánimo o interés por algo que no sea adelgazar. Puede ser aguda o crónica y en algunos casos lleva a una bulimia nerviosa, en la que los pacientes sienten la fuerte necesidad de comer para después vomitar todo lo ingerido. Es otra enfermedad seria que también está relacionado con la apariencia y es por lo tanto un trastorno alimenticio.

Uno de los causantes más fuertes de esta grave enfermedad es la misma sociedad, los roles y estereotipos que la sociedad valora y establece como apropiados son los que hacen que los jóvenes se pierdan en la anorexia, intentando alcanzar la talla “ideal´´. Somos todos y cada uno de nosotros quienes deberíamos hacer un esfuerzo y cambiar estos cánones de belleza que solo conlleva enfermedades.