A cuidarse de la resaca, los primeros síntomas al llegar el nuevo año

Año nuevo siempre contempla preparativos, con comidas ricas en cremas, salsas y grasas, algunos cocteles y la infaltable copa de vino y de champaña. El aumento en la ingesta calórica y las pocas horas de sueño, nos llevan generalmente a un resultado que comúnmente tiene a las personas el primer día del siguiente año en un estado conocido como “resaca”.

Freedigitalphotos.net
Freedigitalphotos.net

La resaca es un estado en que el organismo tiene un conjunto de síntomas como dolor de cabeza, debido a las sustancias tóxicas que tienen los destilados; mucha sed –debido a que disminuye la vitamina B1; distensión, dolor abdominal, muscular y ojos congestivos, incluso en algunos casos puede provocar diarrea o náuseas.

Los especialistas recomiendan primero, beber con moderación, pues las molestas gástricas se producen tanto por el etanol como por otros subproductos de la fermentación del alcohol que al mezclar tragos podrían provocar un mayor malestar. El ideal es beber solo un tipo de alcohol con gramaje más puro como ron, vodka o ginebra y si se prefiere con menor graduación alcohólica.

Para Karen Villalón nutricionista de Laboratorios Caledonian de Viña del Mar, lo recomendable es estar permanentemente hidratándose. Si tiene resaca intente beber abundante agua, consumir frutas o jugos y evitar beber con el estómago vacío. Evite la mezcla de bebidas energéticas con alcohol y evite gaseosas cola o café que poseen un efecto diurético y podría deshidratarlo.

“La resaca siempre se puede evitar con una buena hidratación, es muy importante hidratarse sobre todo si va a beber alcohol, muchas veces tenemos sed y bebemos más alcohol, lo que provoca una alta deshidratación y por ende un fuerte dolor de cabeza al día siguiente, entre otros molestos síntomas”,explicó.

El metabolismo de la mujer es distinto al del hombre. Por un asunto de peso y constitución corporal ellos tienen más tolerancia al alcohol, 3 a 4 unidades y ellas 2 a 3. Aunque esto ha ido variando con el correr del tiempo por razones de índole social, las mujeres beben con mayor frecuencia y los adultos en general deben cuidarse si conducen automóvil por la Ley de Tolerancia Cero. En ambos casos el exceso trae como consecuencia la resaca.

Para la nutricionista se debe buscar la dosis equilibrada y ajustada para cada persona. “En cuanto al consumo de alcohol, la dosis ideal sería una copa de vino tinto con las comidas, vino blanco si la carne así lo amerita y para la celebración una copa de champaña”.

Para evitar el malestar gastrointestinal es importante también no comer en exceso. “Se debe, esperar digerir la comida anterior hasta la siguiente, para favorecer la producción de jugos gástricos, comer una manzana verde antes de cada comida para preparar la digestión y evitar tomar líquidos mientras esté comiendo, ya que éstos disminuyen la potencia de los jugos gástricos”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *