El cáncer de mama, detectado a tiempo, no mata

  • En Chile la mayoría de las mujeres casi nunca se realiza una mamografía, siendo la principal razón de esto el que muchas piensen que no la necesitan.

cancer-de-mama

Desde el Gobierno hasta diferentes entidades privadas se han comprometido con la causa de la prevención para concientizar a las mujeres acerca de la importancia de su detección temprana. En la actualidad alrededor de medio millón de mujeres muere al año por esta enfermedad.

El Dr. Alonso Uribe, ginecólogo de Vidaintegra, explica que “lo importante es realizarse una autoexploración mamaria regularmente, ya que es una de las formas más útiles de tener un diagnóstico precoz. A los 35 años es conveniente realizar la primera mamografía, y a partir de los 40, una por año. En caso de que la mujer tenga un familiar con cáncer de mamas, el primer examen debe realizarse 10 años antes de la aparición de la enfermedad en el círculo cercano”.

El principal problema de este tipo de cáncer es que la mayoría de las pacientes consultan por síntomas que se presentan en una etapa avanzada del cáncer. Esto hace que sea necesario advertir a las mujeres sobre los factores de riesgo de esta patología y los exámenes que deben realizarse para detectar a tiempo cualquier anomalía.

La mayoría de los cánceres de mamas ocurren en mujeres de 50 años y las que tienen más de 60, tienen una probabilidad aún mayor de aparición. Sin embargo, el 85% de las pacientes que desarrolla esta patología no tiene referencias familiares de este tipo de cáncer. “Otros factores de riesgo son: herencia, pubertad temprana, embarazo tardío, obesidad, consumo excesivo de alcohol y tabaquismo. Por lo tanto, si bien no existe forma de prevenir el desarrollo de esta dolencia, un estilo de vida saludable puede ayudar a disminuir la probabilidad de padecer esta patología”, asegura el especialista de Vidaintegra.

SÍNTOMAS

En los estados iniciales el cáncer de mama no suele presentar síntomas. Un hecho significativo suele ser un nódulo que, al palparse, se nota diferente del tejido mamario que lo rodea. Suele notarse con bordes irregulares, duro, que no duele al tocarlo. En ocasiones aparecen cambios de color y tirantez o retracción en la piel de la zona afectada.

Sin embargo el especialista asegura que “no todos los tumores malignos se presentan con estas características, ya que algunos tumores tienen bordes regulares y son suaves al tacto, por eso es necesaria la prevención”.

CONSEJOS PARA DISMINUIR EL RIESGO DE CONTRAER ESTE CÁNCER

Existen dos tipos de prevenciones que pueden realizarse para evitar el cáncer de mamas:

  • La prevención primaria, la cual evita la aparición de la enfermedad, realizando actividad física, comiendo sano y haciendo lo que se conoce como “quimioprevención”. 
  • Mientras que la prevención secundaria se basa en la detección precoz, a través del autoexamen y la mamografía, la cual reduce la mortalidad en un 34%.

LA IMPORTANCIA DE LA MAMOGRAFÍA

“Es importante que sepamos cuáles son nuestras opciones para combatir el cáncer de mama, porque sólo así estaremos en mejores condiciones para enfrentar la situación en caso nos toque vivirla, o para acompañar a un ser querido en este difícil proceso”, asegura el doctor Uribe.

La primera mamografía debe hacerse a los 35 años en mujeres sin factores de riesgo, luego dependiendo del resultado de ella, a partir de los 40 anualmente.

En mujeres con factores de riesgo familiar, la primera mamografía debería realizarse, si corresponde, 10 años antes de la edad de aparición del cáncer.

La paciente con un cáncer de mama debe controlarse clínicamente cada 4 meses los 2 primeros años, cada 6 meses hasta el 5° año, y luego anual. Independiente de los controles clínicos, la mamografía es anual.

TRATAMIENTOS PARA LA ENFERMEDAD

El ginecólogo de Vidaintegra asegura que es importante que las mujeres sepan cuáles son las opciones que la medicina ofrece para combatir el cáncer de mama. Algunos tratamientos para esta patología son:

  • Cirugía: Es casi siempre la primera acción a tomar. Implica remover el tejido canceroso y el que rodea la zona del tumor, y estudiar los ganglios cercanos en la axila.
  • Quimioterapia: Consiste en usar fármacos para tratar sistémicamente el cáncer. Los medicamentos que se utilizan son tóxicos para las células cancerosas, lo que permite destruirlas o evitar que se reproduzcan.
  • Radioterapia: Incorpora el uso de rayos X de alta energía para matar las células cancerígenas y reducir los tumores.
  • Terapia hormonal: Es usado para tipos específicos de cáncer que dependen del estrógeno o la progesterona.
  • Terapia con anticuerpos monoclonales: En algunos cánceres las células tumorales generan sustancias (proteína HER2) que les permite dividirse continuamente. Existen medicamentos que pueden, en algunos casos, contrarrestar la acción de esta proteína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *