Alergias íntimas: Cómo se producen y ocho tips para prevenirlas

complicada

Producen muchas molestias y afectan a una gran cantidad de mujeres que no saben inmediatamente qué es lo que están enfrentado. Se trata de reacciones cutáneas o mucocutaneas inflamatorias, localizadas en el área genital femenina ocasionadas por agentes externos, mecanismos irritativos o alérgicos.

Entre ellas se  encuentran las dermatitis de contacto irritativas, las dermatitis  alérgicas de contacto y las vulvovaginitis (reacción inflamatoria que se extiende  al  tejido vaginal).

El doctor Valentin Trujillo Sibilla, Gineco-Obstetra, nos explica cómo se contraen estos tres tipos de alergias, los riesgos, cómo prevenirlas y qué tipo de mujeres son las más propensas a este mal.

El especialista explica que las dermatitis de contacto irritativas son frecuentemente producidas por sustancias químicas presentes en los protectores diarios o toallas higiénicas, especialmente los blanquedos en forma artificial. Pero también por sustancias presentes en la ropa interior como el plástico o sustancias adicionadas para cambiar el olor.

Por otro lado, la llamada dermatitis alérgicas de contacto, es otra de estas patologías y puede ser producida por las sustancias químicas contenidas en protectores diarios y toallas higiénicas, medicamentos contenidos en cremas de uso tópico, el látex de los preservativos y/o sus lubricantes, espermicidas  de uso vaginal y actualmente piercing u otros objetos plásticos o metálicos que pueden ocasionar infecciones, queloides y cicatrices, además de las reacciones alérgicas.

Las vulvovaginitis, en tanto, pueden ser producidas por elementos que actúan como cuerpos extraños, como los  restos  de  fibras desprendidas de los tampones  vaginales. Más frecuentemente ocurren asociadas a infecciones micóticas (hongos),  bacterianas o parasitarias. El uso de antibióticos de amplio espectro puede reducir la flora vaginal habitual (lactobacilos) y favorecer las infecciones por el hongo Candida Albicans. Otras causas de vulvovaginitis son la falta de estrógenos que ocurre en la menopausia (vulvovaginitis  atrófica), la mala técnica de higiene genital al realizar el aseo desde la región anal hacia la vagina, arrastrando bacterias hacia esta zona  y las  enfermedades de transmisión sexual.

Ocho consejos

  • Evitar el uso excesivo de agua y limpiadores que pueden alterar la barrera cutánea de la vulva.
  • Evitar el contacto de la zona vulvar con orina y heces que producen lesiones por su acción enzimática y química.
  • Suprimir la aplicación de irritantes vulvares.
  • En lo posible utilizar protectores diarios y toallas sin sustancias extrañas adicionadas, idealmente orgánicos de  algodón. Sin plástico que irrite  o  dificulte la transpiración y que no dejen residuos (existe la opción de los productos Natracare)
  • Realizar una adecuada higiene de la zona genital, de adelante hacia atrás , especialmente después de la defecación y actividad sexual.
  • Evitar utilizar jabones de cuerpo en área genital, desodorantes y duchas vaginales.
  • Utilizar ropa interior sin fibras sintéticas, ojalá de algodón , y no excesivamente ajustada, ya que  esto mantiene la humedad favoreciendo la irritación.
  • Evitar el contacto con elementos a los cuales se es alérgica, Ej. Látex

Para las mujeres que sufren de alergia e irritación no les resulta fácil abstenerse del contacto con irritantes ya que, por ejemplo,  los productos de protección femenina están elaborados en base a geles y plásticos derivados del petróleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *