Soluciones para las alergias primaverales

  • La rinitis alérgica es un problema que afecta a muchos al llegar la primavera. Plátanos orientales y polen, entre otros, son los responsables de malestares como estornudos, picor en la nariz y rinorrea.
  • Con una adecuada prevención entregada por probióticos, es posible volver a ser amigo de la primavera.

Estornudos recurrentes, ojos vidriosos, distintas molestias en la nariz, entre otros síntomas, avisan a los chilenos afectados por rinitis  alérgica que la primavera ha llegado. Quienes la sufren ven impactada su calidad de vida (escuela, trabajo y actividades sociales) y derivar a otras enfermedades, según señala la Sociedad Chilena de Alergia e Inmunología.

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica (RA) es un problema muy común que ha ido aumentado. Según la Sociedad Chilena de Alergia, Asma e Inmunología, en Chile la prevalencia de RA se incrementó desde el año 1994 al 2000. En ese periodo de tiempo, pasó de un 8% a un 10% en los niños de 6 a 7 años, y de un 10% a un 22% en los niños de 13 a 14 años.

La RA se caracteriza por episodios recurrentes de un conjunto variado de síntomas debidos a la inflamación de la mucosa nasal. Los más característicos son:

  • Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel u otra área.
  • Problemas con el olfato.
  • Rinorrea.
  • Estornudos.
  • Ojos llorosos.

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan: congestión nasal, tos, oídos tapados y disminución del sentido del olfato, dolor de garganta, círculos oscuros e hinchazón debajo de los ojos, fatiga e irritabilidad, dolor de cabeza, problemas de memoria y pensamiento lento.


Los Probióticos ayudan a reducir las molestias de la Rinitis Alérgica (RA)
La RA se origina por la exposición a distintos pólenes. El sistema inmunitario confunde las esporas con invasores dañinos y produce demasiados anticuerpos IgE para que se adhieran a ellas y las neutralicen. Los IgE estimulan la producción de histaminas para deshacerse de las esporas, lo que irrita las vías respiratorias, hace que se hinchen y provoca los síntomas típicos de la rinitis alérgica.

Los cultivos de bacterias probióticas tienen como fin ayudar a la flora intestinal natural a restablecerse por sí misma. Se ha demostrado que los probióticos son específicos y que para cada enfermedad habría una cepa que provocaría un efecto benéfico.

Estudios sobre el tema, en los cuales participó el Dr. Jean Bousquet, experto mundial en temas de rinitis, asma y alergias, han descubierto que el consumo diario de bacterias probióticas puede cambiar la respuesta del sistema inmunitario a las alergias por polen herbáceo.  En el estudio “Microbial products in allergy prevention and therapy” (3) el equipo investigador del Dr. Bousquet, señala: “La utilización microbiana en productos para la prevención y los tratamientos de alergia es de gran interés y los datos experimentales apoyan en este aspecto”.

El Profesor Bousquet dictó una conferencia en el mes de junio, en Milán, donde se refirió al Lactobacillus paracasei 33 y sus usos en la prevención de la RA y su contribución a la reducción de los síntomas. Este probiótico fue introducido en Chile por Merck bajo el nombre de Bion® Allergo.

Bion Allergo, es único en el mercado, ya que contiene Lactobacillus paracasei 33 GG, primer probiótico específico que contribuye a modular la respuesta inmunitaria en pacientes con RA, ayudando a reducir la severidad y duración de los síntomas de los cuadros alérgicos (Pediatric Allergy Immunol 2004:15:152-158. Wang MF, Lin HC, Wan YY, HSU CH. Tratamiento de la rinitis alérgica con una bacteria de ácido láctico).

Elías Chahuán, Brand Manager de Bion® Allergo, señala que “es recomendable preparar el organismo en el invierno, anticipándose a la exposición de los alérgenos primaverales. Así Bion® Allergo contribuye a atenuar la sintomatología de la rinitis alérgica y complementa la acción de los tradicionales antihistamínicos”.

Se recomienda una cápsula o 1 comprimido masticable al día por al menos 3 meses.