Semana Mundial de la Lactancia Materna

Por Nut. Claudia Serrano de Amamántame.cl.

En el mes de agosto conmemoramos la Semana Mundial de la Lactancia, esta especial semana que se celebra entre los días 1 y 7 agosto de cada año.  Fue instaurada por la Organización Mundial de la Salud OMS y el Fondo de Naciones Unidas para Infancia UNICEF EN 1992.  Si bien normalmente se promueve la lactancia materna, durante esta semana se alinean más de 120 con este objetivo.

OMS/UNICEF recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y de forma complementaria hasta los dos años o más. Esto es muy importante ya que aun existen mitos lamentablemente sin mayores fundamentos, los cuales son perjudícales para la salud futura de los niños, haciendo que las madres dejen de amamantar tempranamente a sus bebes.

Entre los beneficios de la lactancia materna, se cuenta la protección contra la obesidad y sus efectos a futuro. La revista Nature Reviews destaco el trabajo realizado por el equipo del doctor Andreu Palou en la Universidad de las Islas Baleares. Donde se reafirma que la leche materna previene al bebe de tener obesidad y los problemas derivados de ella a lo largo de su vida.

El niño nace en un estado de relativa inmadurez en sus órganos, los riñones y el hígado aun no son todavía capaces de procesar alimentos altos en proteínas, por otro lado cerebro continuara madurando durante los siguientes dos anos.  Aquí es donde toma profunda importancia la especificidad de leche. Las formulas lácteas son alimentos que provienen del procesamiento de leche de vaca. La leche humana es la más baja en proteínas y la más alta de todas en contenido de lactosa, necesaria para el desarrollo apropiado de cerebro.

Los niños que son alimentados con formulas lácteas son generalmente  estimulados a tomarse toda la papa, lo cual los perjudica en la ingesta de calorías, ya que las leches artificiales tienen un mayor aporte. Esto a mediano plazo deteriora los mecanismos de control de la saciedad, por lo tanto tienden a consumir mayor cantidad de alimento. En cambio los niños que son amamantados regulan por si solos su capacidad de alimentarse, avisando cuando quieren mamar y recibiendo la leche a la hora y temperatura ideal, afianzando aun más los lazos de apego con su madre.

Afortunadamente desde hace muchos años aumentan los movimientos sociales y de organizaciones que buscan generar diferentes iniciativas para proteger y fomentar la lactancia materna en las madres de todo el mundo, por lo tanto es necesario renovar este compromiso con más fuerza cada año y nunca perder de vista que: “No existe leche en el mundo, que se compare con la leche materna”. ¡Elige Amamantar!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *