Bajas temperaturas del invierno no influyen en aparición de infecciones urinarias

Estas enfermedades afectan al 30% de las mujeres chilenas, provocando al menos una cistitis en la vida. Si una mujer tiene más de tres de estos episodios al año, hay que estar alerta.

Freedigitalphotos.netMuchas mujeres creen que esta época del año, que se caracteriza por las bajas temperaturas, es una de las causantes más comunes de apariciones de infecciones urinarias que las afectan.

Pero lo cierto es que éste es sólo un mito, ya que el frío no tiene ninguna relación con el aumento de esta enfermedad. “El invierno no influye en las infecciones urinarias; lo que sí ocurre es que aparecen otros síntomas que se asemejan a la cistitis”, explicó el ginecólogo de Integramédica, Patricio Baeza.

Esto ocurre porque en este período estacional, las personas cambian algunos hábitos. “Toman menos líquido y se exponen más al frío, lo que produce que algunas veces aparezca sintomatología secundaria por las bajas temperaturas que puede confundirse con una infección urinaria, pero no necesariamente lo es”, puntualizó  el especialista.

Pero, ¿qué son las infecciones urinarias? Son infecciones bacterianas del tracto urinario y se dividen en altas y bajas. Las altas afectan al riñón y las bajas a la vejiga, en forma general. Estas enfermedades son causadas por bacterias que producen inflamación en estas zonas y pueden afectar cualquier parte del trayecto que recorre la orina.

Los síntomas son dolor, pujo y ardor al orinar; ir al baño en reiteradas ocasiones, pero orinar en poca cantidad, a veces solamente gotitas; urgencia miccional, lo que significa incapacidad de aguantar las ganas de ir al baño; sensación de no haber vaciado la vejiga; hacer líquido turbio o de mal olor y, en algunos casos, sangramiento.

Aunque no hay ningún elemento específico de las estaciones del año que haga que se produzca una inflamación de la vejiga, hay tres etapas de la vida de la mujer en que estas infecciones son más frecuentes. La primera de ellas tiene que ver con el inicio de la vida sexual, debido al traumatismo que se produce en la zona genital, la segunda se refiere a la edad fértil, debido a las mismas condiciones anteriores, y la última cuando llega el climaterio, esto fundamentalmente se debe a la baja hormonal.

¿Cómo se puede prevenir el contagio? Particularmente, durante estos períodos las mujeres deben tener especial cuidado. Aunque es difícil prevenir una infección urinaria, si se saben las causas se puede atacar. “Las pacientes deben ir más seguido al baño, no deben aguantar la orina; además, después de tener relaciones sexuales es conveniente orinar y deben tomar más líquido”, indicó el ginecólogo de Integramédica.

Consejos para ellas

La cistitis es muy común entre las mujeres, ya que la uretra, conducto por el que sale la orina, está a pocos centímetros del ano y es más corta en las mujeres que en el hombre. “En Chile, se calcula que un 30% de las mujeres sufrirá al menos un episodio de infección urinaria en su vida”, aseguró el doctor, Patricio Baeza.

Aunque esta enfermedad se trata con antibióticos, se aconseja evitar los factores de riesgo. Si hay más de tres episodios de infecciones urinarias en un mismo año debe hacerse otro tipo de exámenes, de acuerdo a lo que indique el especialista, para buscar la causa. Asimismo, un análisis de orina, ya que el tratamiento es diferente según el microorganismo causante de la infección.

Conjuntamente, las mujeres deben consultar al médico para recibir un tratamiento adecuado en caso de que lo necesiten. También se debe tomar mucho líquido, ir al baño en forma frecuente y nunca aguantar las ganas de orinar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *