Sordera profesional en la Región Metropolitana

La sordera profesional es el padecimiento de mayor incidencia, con 1.078 casos de trabajadores con hipoacusia, seguida por la tendinitis con 115 notificaciones, según las estadísticas emitidas por la Compin Metropolitana entre los años 2005 y 2012. La tendinitis sería la segunda causa de enfermedad profesional en la zona, según las estadísticas emitidas por la Compin Metropolitana entre los años 2005 y 2012.

Freedigitalphotos.netEntre las exigencias de la Seremi de Salud Metropolitana a las empresas figuran la difusión de un protocolo de exposición ocupacional a ruido, elaboración de un sistema de gestión para la vigilancia de los trabajadores expuestos ocupacionalmente al ruido y la implementación de un programa de elementos de protección auditiva,  según explica La Tercera.com.

La hipoacusia (pérdida de la función auditiva parcial inducida por ruido) es oficialmente el problema de salud ocupacional más frecuente en México y en otros países del mundo, afirmaron investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). El profesor-investigador Mariano Noriega Elio, del Departamento de Atención a la Salud de la UAM, y María de Lourdes García Guillén, jefa de la Clínica de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, expusieron lo anterior en un libro editado por la Unidad Xochimilco.

El factor más importante para valorar el riesgo de un lugar de trabajo es medir la intensidad del ruido a través de la energía con la que se produce, decibel; y la variación encontrada en los ruidos industriales es enorme: un ruido que produce dolor es 10 billones de veces mayor que el sonido más débil que puede oírse, indica Cronica.com.mx:

  • Explican que el nivel mínimo puede encontrarse en un laboratorio, a 10 decibeles (dB).
  • En zonas rurales, a 30 dB.
  • Las exposiciones a una calle con tráfico intenso, que corresponde a 80 dB, que es el límite.
  • Un taller de metal o concierto de rock, 110 dB.
  • En un avión despegando, 140 dB, que produce dolor.

Entre las actividades que conducen a un alto grado de hipoacusia están el mantenimiento de aeronaves en tierra, la construcción, la agricultura y trabajos que involucran música o maquinaria a alto volumen. Los más afectados son hombres que laboran en carga de la industria manufacturera, mineros, operadores de maquinaria, trefiladores y estiradoras de metal, soldadores y electricistas de obras.

El cuadro clínico se manifiesta por tinnitus (sonidos que no provienen del exterior, como zumbidos o tintineos), dificultad para oír, vértigo y otalgia (dolor de oídos). Para la valoración es fundamental conocer la historia del paciente: el entorno laboral; antecedentes familiares, alteraciones de voz y lenguaje, medicamentos ototóxicos; los síntomas acompañantes y la forma de aparición: aguda, progresiva o recurrente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *