Médico experto japonés presenta innovadora técnica coronaria

  • Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo para obstrucción de arterias coronarias.

Médicos hemodinamistas procedentes de diferentes unidades de Chile, además de personal profesional y técnico del área de la cardiología, participan en un Taller de Oclusiones Crónicas, curso organizado por el Servicio de Hemodinamia de Clínica Reñaca, que cuenta con la visita del Dr. Toshiya Muramatsu, jefe de la División Cardiovascular del Saiseikai Yokohama-City Eastern Hospital de Japón, experto mundial en angioplastía coronaria.

La actividad, que coincide con la puesta en marcha de un nuevo y moderno Pabellón de Hemodinamia en Clínica Reñaca, incluye la realización de angioplastías coronarias en vivo a 4 pacientes de la Región de Valparaíso, procedimiento mínimamente invasivo que permite restituir el flujo de sangre a las arterias coronarias crónicamente obstruidas, cuyas imágenes son transmitidas en tiempo real desde el nuevo pabellón a los asistentes para su discusión pre y post operatoria.

Técnicas innovadoras 

El Dr. Salvador Villablanca, jefe del Servicio de Hemodinamia de Clínica Reñaca, explica que la principal causa de muerte en la población adulta chilena son las enfermedades cardiovasculares, ocupando el primer lugar el infarto agudo al miocardio.

Detalla que nuestro corazón se irriga a través de tres arterias coronarias principales y de éstas derivan múltiples ramas colaterales. La prevalencia de factores de riesgo como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes, la dislipidemia (colesterol elevado), la obesidad y el sedentarismo, van desarrollando de forma progresiva en la capa interna de las arterias placas de ateroma (colesterol), las cuales impiden la adecuada irrigación al tejido miocárdico, provocando cansancio, dolor al pecho y finalmente un infarto.

Agrega que actualmente existen técnicas mínimamente invasivas que permiten restituir el flujo de sangre a las arterias coronarias ocluidas, procedimiento denominado angioplastía coronaria y consiste en que a través de una punción en la muñeca o en la ingle, se introduce un catéter que llega hasta el nacimiento de la arteria y por dentro de éste una guía que en su extremo posee una malla llamada “stent” la cual atraviesa la lesión y luego se expande a través de un balón. Esta queda inserta en el sitio de la lesión y permite el adecuado flujo de sangre hacia el tejido miocárdico.

Alrededor del 30% de los pacientes desarrollan oclusiones totales de las arterias coronarias, lesiones crónicas que tienen más de tres meses de evolución, donde la placa de ateroma se calcifica y se endurece.

Actualmente existen técnicas angiográficas innovadoras para abrir estas arterias, donde ha sido primordial el aporte de médicos hemodinamistas japoneses, como el Dr. Toshiya Muramatsu, pioneros en muchas técnicas innovadoras y el desarrollo de nuevos insumos (guías, balones y stent) que permiten abordar la lesión a través de catéteres muy pequeños y con diferente grado de soporte, evitando llegar a la cirugía de revascularización coronaria o by pass coronario.

El Dr. Muramatsu destacó el excelente nivel de preparación de los especialistas chilenos y su permanente interés por adquirir nuevas competencias y conocimientos en procedimientos de vanguardia “tengo una muy buena impresión de los médicos chilenos a quienes conocí el año pasado en Japón, por eso vine a Clínica Reñaca a discutir nuevamente con ellos las estrategias para abordar a diferentes pacientes y ver cómo se realiza, paso por paso, este procedimiento que es de alta complejidad y de enormes beneficios para los pacientes”, agregó el especialista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *