Una terapia génica experimental ha logrado por primera vez hacer remitir un grave tipo de leucemia

Una terapia génica experimental (inserción de genes funcionales ausentes en el genoma de una persona) ha logrado por primera vez hacer remitir un grave tipo de leucemia -poco frecuente pero devastadora- en tres de cinco pacientes. Ha sido gracias a investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York.

Los investigadores manipularon células T defensivas de los pacientes para enseñarles a atacar una proteína denominada CD19 que está muy presente en los pacientes con leucemia linfoblástica aguda, según una publicación del sitio ElMundo.es.

En el estudio, la remisión de la leucemia se logró en uno de los pacientes más graves tan sólo ocho días después de recibir la terapia.

Pese a todas estas cautelas, los especialistas admiten que los resultados son impresionantes, mejores de lo esperado, puesto que es la primera vez que un tipo de terapia génica logra frenar un tipo de leucemia.

El tratamiento empleado en adultos por primera vez es similar al que hace unos meses curó a Emma Whitehead, una niña de siete años con leucemia crónica que tampoco había respondido bien a la quimioterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *