¿Chile está preparado para una eventual pandemia de dengue?

Las áreas de riesgo de infección por dengue se concentran alrededor de la línea ecuatorial del planeta. En Chile, según la Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, “hay que prevenir”. El último informe de la Organización Mundial de la Salud respecto a enfermedades tropicales desatendidas es claro: el dengue es la con mayor riesgo de convertirse en pandemia, es decir, una infección generalizada y simultánea que afecta a varios países y a parte importante de la población mundial, publica 24horas.cl.

Según registros del Ministerio de Salud, Chile ya ha tenido episodios relacionados con el virus del dengue. Se trata de un caso el año 2000 en donde se reportó la presencia del vector en Isla de Pascua. Dicha secretaría de Estado ejecutó un completo plan de contingencia para evitar la expansión del virus consistente en una fuerte campaña de información y aplicación de medidas de contención del virus, en ese período.

La Seremi Rosa Oyarce, señaló en entrevista con 24horas.cl que “nosotros en Chile no tenemos dengue y es porque no tenemos el mosquito que lo transmite”. La inexistencia del insecto vector de la enfermedad, es por factores principalmente climáticos y geográficos gracias a la presencia de la Cordillera de Los Andes.

“Los casos más críticos y nuestra mayor preocupación como Seremi son aquellas personas que viajan”, agregó la autoridad sanitaria. Quien enfatizó en que son ellas quienes “deben estar informadas respecto a las enfermedades presentes en lo países a los que van y proceder a tomar las medidas preventivas respectivas como lo puede ser el vacunarse”.

¿Cómo se mantiene el dengue fuera de nuestro país?

El Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud en conjunto con la Seremi Metropolitana están construyendo un plan consistente en informar a los viajeros respecto a los riesgos existentes en los lugares que visitarán.

Es por eso que cuentan con oficinas sanitarias en el terminal aéreo en donde se entregan “cartillas de recomendaciones y mantenemos vigilancia permanente sobre el ingreso de posibles casos de personas enfermas”.

Del mismo modo, se retomó la medida de fumigar y sanitizar todos los aviones que llegan al Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, con el fin de acotar las posibilidades de liberar este virus y otras enfermedades que sólo pueden ser adquiridas en el extranjero.

Además, hay vigilancia permanente para evitar la entrada del vector (el mosquito Aedes Albopictus) a nuestro país. Esto, a través de la instalación de trampas para larvas y huevos. “No hemos encontrado nunca nada, pero sin embargo, se mantienen”.

“Antiguamente se hizo en otras épocas por el Servicio Agrícola y Ganadero pero ahora se hace de nuevo por decreto”, dijo Rosa Oyarce quien agregó que “en este periodo se intensifica este trabajo a través del Departamento de Epidemiología del Minsal” dado el revelador informe de la Organización Mundial de la Salud.

“También tenemos un control de vigilancia infectológica permanente y está enfocada a la pesquiza temprana de eventos de relevancia nacional e internacional respecto a estos temas. Esa información está en permanente actualización y coordinación con la oficina de enlace nacional e internacional del Minsal”.

Todas estas medidas son de carácter preventivo y se está en constante monitoreo, dado que al igual que la malaria y la fiebre amarilla, “no existe una vacuna para combatir el dengue”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *