Comenzó en todo el país vacunación gratuita contra Influenza

La campaña de vacunación 2013 contra la Influenza del Ministerio de Salud está dirigida a niños menores de 2 años, enfermos crónicos, adultos mayores de 65 años y embarazadas.

Este año el proceso se adelantó en 10 días, dada la experiencia vivida en el hemisferio norte, donde se observó que los virus comenzaron a circular antes de tiempo y provocaron más casos y más graves, especialmente entre los mayores de 65 años.

La vacunación está dirigida a cuatro grupos de población vulnerables: los menores de entre 6 meses y 2 años, las embarazadas, los adultos mayores de 65 años, y los enfermos crónicos.

‘Donde tenemos más dificultad como ministerio para lograr éxito en la campaña, es en dos grupos de edad: en adultos mayores de 65 años a quienes la influenza provoca alto nivel de complicaciones, hospitalizaciones y letalidad. Y en las embarazadas. Queremos hacer un llamado a las embarazadas que ya han cumplido las 13 semanas de gestación, es decir, los 5 meses, para que concurran a vacunarse contra influenza, porque cuando sus niños nazcan no hay posibilidad de vacunarlos contra influenza hasta que cumplan 6 meses. Y si ellas no están vacunadas, la posibilidad de que durante esos primeros seis meses ellas contraigan influenza y contagien a sus niños recién nacidos es bastante alta. Y para los lactantes menores de seis meses esta puede ser una enfermedad muy grave e incluso fatal. Las embarazadas entonces deben entender que cuando ellas se vacunan contra influenza, están protegiendo a sus hijos que están por nacer’, explicó el ministro Jaime Mañalich.

La influenza es una enfermedad contagiosa y es responsable de severas infecciones respiratorias que pueden causar complicaciones de gravedad y hasta la muerte, como la neumonía.

’Aquel que es portador de una diabetes, el que tiene una insuficiencia renal, un cáncer tratado, obviamente tiene que vacunarse. Ya todas estas personas saben. Los años anteriores hemos tenido altas coberturas, sobre 93 por ciento, y este año queremos ser mucho más ambiciosos. Queremos que, al iniciar precozmente la vacunación, muchas más personas de estos grupos de riesgo estén incorporadas’, dijo el subsecretario Jorge Díaz.

La vacuna contra la Influenza se entregará en forma gratuita en todos los consultorios, postas rurales y vacunatorios privados en convenio con la autoridad sanitaria para tales efectos.
Además, se utilizará los vacunatorios móviles para ampliar la cobertura y llegar a segmentos de la población –como los adultos mayores- que no puedan concurrir a los consultorios.

El Ministerio dispondrá de información para la comunidad a través de la plataforma de atención Salud Responde, tanto en su sitio web www.saludresponde.cl , como en el teléfono de atención 600-360-7777.

W-135

Esta temporada, el Ministerio de Salud enfrenta dos campañas de vacunación simultáneas: a la de influenza se suma la de W-135, cuya segunda etapa comenzó el 1 de marzo, con la entrega de una dosis de refuerzo para aquellos menores de 2 años que se vacunaron el año pasado. Esta segunda vacuna es indispensable para generar el nivel de protección que necesitan los más pequeños. Los mayores de 2 años ya vacunados no necesitan el refuerzo.

‘Si se trata de establecer pronóstico, nuestro gran enemigo sigue siendo W135. La semana pasada tuvimos el noveno caso del año, que desgraciadamente falleció. En un hospital cercano tenemos dos niños muy graves, que probablemente sean también W-135. Y en ese sentido quiero enfatizar que es imprescindible que los niños que cumplan 9 meses este año deben vacunarse, y aquellos que tenía menos de 2 años al 31 de diciembre pasado, necesariamente tienen que colocarse la segunda dosis’, insistió el Ministro de Salud Jaime Mañalich, quien posteriormente visitó a los dos menores hospitalizados.

Debido a la vacunación simultánea contra las dos enfermedades, los equipos de salud de los consultorios ofrecen a las familias colocar la dosis de W-135 junto con la vacuna contra influenza.

El subsecretario Díaz aclaró que no hay ningún problema en los niños reciban dos vacunas distintas en una misma visita al consultorio.

‘No hay ningún inconveniente. Está absolutamente autorizado, y es así como podemos optimizar la cobertura en estos niños’, informó el subsecretario Jorge Díaz.

Algo similar ocurrirá con los adultos mayores: junto con la de Influenza, los equipos les ofrecerán una segunda vacuna, contra el neumococo, bacteria causante también de infecciones potencialmente graves.

¿Cómo fortalecer las defensas de los niños en casa?

Una manera efectiva de hacerlo es a través del consumo de probióticos, que nos permiten reforzar el sistema de defensa del organismo para hacer frente a estas enfermedades estacionales, los que pueden cumplir un rol importante.

Los probióticos son bacterias buenas que actúan en el intestino, provocando efectos beneficiosos para la salud. Sin embargo, no todos tienen el mismo efecto en el organismo. Los que sirven para activar las defensas son los “lactobacilos y los bifidobacterias”, que estimulan la respuesta del sistema inmunológico, disminuyendo los síntomas de las enfermedades inmunes, como algunas alergias en los niños y previniendo cuadros respiratorios a nivel de mucosas respiratorias, gastrointestinal y genitourinarias”.

Según detalla María José Müller, gerente de producto Bion®3 Mini, “una excelente alternativa es a través del consumo diario este producto, ya que contiene tres cepas de probióticos específicamente seleccionados, los cuales ayudan a estimular y reforzar el sistema inmunológico de los niños lo que además permite disminuir los periodos de enfermedades y convalecencia”.

“Gracias a diversos estudios científicos, se ha comprobado que el consumo de Bion®3 Mini durante al menos tres meses, produce resultados más efectivos, reduciendo en un 22% los días de resfrío, en un 78% los días con fiebre y en un 23% los síntomas. Además, aportan mayores beneficios sin contraindicaciones para los más pequeños”, agregó la ejecutiva.

Otro de los atributos, es que contiene 12 vitaminas y 10 minerales que favorecen su nutrición, aporta energía a tus hijos para que puedan rendir en el colegio y tiene un rico sabor a frambuesa que a los niños les encanta y puede ser consumido por niños desde dos años o antes con supervisión pediátrica. Además, puede ser disuelto con frutas, jugos o compotas.

De esta forma ayudarás a proteger a tus hijos de las complicaciones producidas por el invierno y estarás contribuyendo a reforzar sus defensas frente a la influenza y otras enfermedades.