Psicóloga aconseja evitar estrés y tensión en retorno a estudios y trabajo

  • La Dra. Ana María Fernández, académica de la U. de Santiago, considera que de no haber tenido unas buenas y descansadas vacaciones, es probable que se inicie el año laboral con estrés y tensiones acumulativas y riesgosas para la salud.

Con el comienzo de marzo y el regreso a los habituales puestos de trabajo y estudio, se inicia también un fenómeno psicológico que ya es conocido como síndrome postvacacional, un estado de malestar genérico, con síntomas físicos y psíquicos que, para la psicóloga y académica de la U. de Santiago, Ana María Fernández, requiere algunos cuidados especiales.

A juicio de la especialista, “siempre es difícil retomar el ritmo al entrar a trabajar, esto porque hemos estado varios días con el relajo de las vacaciones y el cambio suele ser abrupto, más todavía si no se tuvo un buen tiempo para el descanso”.

A la tensión propia de muchos puestos laborales, se suman los atochamientos en las calles que, para la Doctora Fernández, tienen importante responsabilidad en los aumentos de estrés después de las vacaciones.

“El tráfico afecta mucho”, señala la psicóloga, agregando que “uno en febrero manejaba con tranquilidad pero ahora te cambia el formato, te empiezas a frustrar con los tacos, ves que no hay salida y llegas con toda esa tensión al trabajo”.

En cuanto a los alcances que este fenómeno puede tener en la vida de las personas, la profesional indica que, “si empiezas el día frustrado, comienzas a tener aumento de cortisol (hormona que suprime el sistema inmunológico), se acumula el estrés y eventualmente se genera ansiedad y, cuando esto es sostenido en el tiempo, se puede convertir en estrés crónico”.

La académica advierte que cuando estos síntomas comienzan a impedir realizar tareas cotidianas, como dormir, levantarse o tomar decisiones simples, es necesario recurrir de inmediato a un especialista, ya que la acumulación de estrés puede llevar a extremos graves como la depresión crónica e incluso la muerte.

Medidas para relajarse en marzo

Para la psicóloga de la estatal, “todas los métodos de relajación sirven. Las técnicas de respiración ventral es la más básica y es muy útil para miles de cosas. Respirar con el vientre tranquiliza y ayuda a calmar la ansiedad propia de los primeros días de marzo”.

Otra técnica sugerida por la académica es practicar deporte con regularidad, ya que está certificado médicamente como una excelente técnica de relajación que permitirá empezar el año con menos tensiones nerviosas.

La especialista recomienda además, no ver el trabajo como un estado totalmente opuesto a las vacaciones, sino como una oportunidad de “retomar proyectos, contacto con amistades y llevar a cabo planes que hayan quedado pendientes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *