Hoy empezó la vacunación con segunda dosis contra W-135

Tal como estaba programado, para hoy comenzó la vacunación de refuerzo contra los niños menores de 2 años que necesitan una segunda dosis para quedar debidamente protegidos contra la infección por W-135. Son 283 mil niñas y niños de todo el país.

A diferencia del proceso anterior –donde los equipos de salud iban a las salas cuna y jardines infantiles- esta etapa se hará en los consultorios públicos y vacunatorios privados en convenio con el Ministerio de Salud.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo y la Subsecretaria (S) de Salud Pública, Nancy Sepúlveda, comprobaron en terreno la preparación de recintos para la segunda etapa de vacunación contra W-135.

‘La segunda dosis es sumamente importante para que sus hijos puedan lograr un mecanismo de defensa duradero y completo en el tiempo… esta segunda dosis es vital. Es muy, muy importante completar el proceso’, enfatizó el subsecretario Castillo.

Tal como en la primera etapa de la campaña, el procedimiento es gratuito para este grupo-objetivo de niños, independientemente si son beneficiarios de Fonasa o de alguna Isapre.

‘A las mamás les insistimos que se acerquen porque la vacuna es una muy buena herramienta de protección para los niños’, recalcó la subsecretaria subrogante Nancy Sepúlveda.

Vacunación a niños que cumplan 9 meses

En forma paralela a estos niños que necesitan su segunda dosis, los equipos de salud están vacunando también a los lactantes que entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año han cumplido o cumplirán los 9 meses de vida, la edad mínima necesaria para recibir la protección contra W-135. Se calcula que son 20 mil menores cada mes.

Estos otros niños también se benefician con el plan preventivo, ya que ingresan al grupo-objetivo definido por las autoridades. Ellos recibirán su primera dosis, y tres meses después, el refuerzo correspondiente.

‘Hay stock de vacunas suficiente para la segunda dosis y para los que vayan cumpliendo 9 meses en este tiempo. La gente debe tener confianza en ese aspecto. Son los consultorios y vacunatorios los que van a organizar cómo y cuándo vacunar a los niños’, dijo el subsecretario Castillo.

De esta manera se cumplirá el gran objetivo sanitario: que todo niño menor de 5 años quede protegido este año contra W-135.

¿Por qué los vacunamos?

Durante 2012 Chile enfrentó un inusual aumento de casos de infección por W-135, una cepa de meningococo prácticamente inexistente en el país hasta hace pocos años, pero que –siguiendo una tendencia mundial- llegó al territorio luego de extenderse desde Medio Oriente a Europa, Norteamérica y Sudamérica.

El año pasado se confirmaron 60 casos en todo el país, de los cuales 16 fallecieron. El 80 por ciento de los contagios se concentró en la Región Metropolitana y casi la mitad de los casos afectó a menores de 5 años. Además, la enfermedad se presentó como una infección generalizada y violenta en organismo, con una letalidad mayor a la esperada.

Debido a este escenario, el Ministerio de Salud decidió aplicar este plan de vacunación nacional, en la perspectiva de que –tal como ha ocurrido en países vecinos- la cepa W-135 pueda mantener su tendencia creciente en Chile y presentarse en 2013 con más fuerza que el año anterior.