Masajes con piedras calientes

Piedras calientesLo último en salud y belleza actualmente, son los masajes con piedras calientes sobre la piel, que combaten el dolor, relajan y ayudan a recuperar el sueño, además de revitalizar, iluminar y oxigenar la piel. Este masaje es muy bueno para calmar el estrés de la vida agitada de hoy, es recomendada hasta para la hiperactividad en niños, dando una pausa  y permitiendo el reencuentro con el cuerpo y los sentidos.

En Coral Spa (ubicado en el primer piso del Edificio Médico Alcántara), Claudio Díaz, masoterapeuta, reflexólogo, experto en masajes descontracturantes. Tiene 40 años, de gran estatura, de hablar muy amable y posee baja visión en uno de sus ojos y por su otro ojo no ve absolutamente nada, lo que le permite aumentar su sentido del tacto, posee gran sensibilidad en sus manos que son su herramienta de trabajo desde que adquirió esta discapacidad a los 35 años por enfermedad. “Cuando empecé a perder visión sabía que no me iba a quedar de brazos cruzados e inicié mis estudios como masoterapeuta en la Escuela de Ciegos Santa Lucía, donde  estudié la técnica para terapeuta durante 2 años, realizando diversas capacitaciones posteriormente.

¿En qué consiste la terapia de piedras calientes?

Toda terapia es un proceso, además es un tratamiento multipropósito que dura 80 minutos aproximadamente. La terapia consiste en aplicar piedras calientes de diferentes tamaños en regiones del cuerpo del cliente, (en las posiciones de los chacras, zona lumbar, manos y articulaciones). Cabe recordar que esto puede variar en algunas colocaciones de las piedras según las dolencias del paciente.  El calor de las piedras ayuda a trabajar a nivel más interno, permitiendo la reconciliación con el cuerpo y los sentidos. Las piedras por otro lado, facilitan la conexión con la tierra y el enraizamiento o sea el presente. Piedras calientes  masajean y relajan la musculatura, permitiendo a quien se somete al tratamiento experimentar una profunda sensación de relax, compartiendo con el Reiki el empleo de los chakras como cauce para restablecer el equilibrio energético.

¿A qué enfermedades apunta esta terapia?

Estas terapia se aplican en mayor medida a personas estresadas y con problemas de contracturas musculares, también se utilizan para personas con artritis y artrosis, personas con fibromialgia o personas que solo desean relajarse y armonizar sus chacras.  La terapia geotermal tiene conexiones además con la acupuntura, está indicado para personas con estrés mental y físico, ansiedad, insomnio y para problemas de la espalda, dolores musculares, mala circulación, artritis, que combaten el dolor, relajan y ayudan a recuperar el sueño, además de revitalizar, etc.

Debido a la propia naturaleza del tratamiento, los resultados se perciben de forma notable a partir de la primera sesión. El masaje con piedras calientes y frías no es nuevo. Desde hace muchos anos, tanto la cultura China, como la de los indios americanos, utilizaban las piedras calientes para dar masaje y aliviar dolencias. Desde los puntos chakra, la energía es distribuida a todo el  organismo, gracias a los numerosos canales energéticos que lo atraviesan y que están unidos a ellos.

Concentrarse sobre los chakras ayuda, por lo tanto, a regular el flujo energético en el cuerpo (demasiada energía en círculo o demasiado poca puede crear trastornos) . Precisamente, con esta finalidad, durante la terapia de piedras calientes se disponen sobre los chakra y, a continuación, se procede a la “apertura” y el “cierre” energéticos y a la conexión, también energética, de los miembros superiores e inferiores.

Beneficios que producen las Piedras Calientes

  • Es una terapia integral que trabaja mente cuerpo y alma.
  • Mejora la calidad de vida de la  piel.
  • Sedante y alivio del estrés, relaja tensiones.
  • Estimula los chacras y relaja las musculaturas.
  • Eliminación de espasmos musculares.
  • Aumenta el ritmo cardiaco y la respiración de vasos capilares.
  • Los tejidos se relajan  a un nivel muy profundo por efecto de la temperatura.
  • Estimula el metabolismo y la eliminación de toxinas.
  • Incrementa el movimiento de los leucocitos reforzando el sistema inmunológico.
  • Ayuda a acelerar el proceso de curación y reparación de tejidos dañados y ayuda a la circulación de la energía vital.
  • Tiene un efecto sedante en el sistema nervioso y su aplicación de calor penetra hacia la musculatura y las articulaciones ayudando a tratar molestos dolores, como artritis y reumatismo.

¿Cómo se preparan las piedras y qué características deben tener para ser aplicadas?

 ”Las piedras se calientan en una olla eléctrica la cual contiene agua y se le aplican aceites esenciales según las características del cliente, las piedras son basálticas de  canto rodado  y su principal característica es la capacidad de mantener la temperatura y trasferirla al cliente por medio del masaje con las mismas. Se sumergen en agua caliente, hasta que adquieran una temperatura cómoda para el masaje, se usan piedras suaves, planas y lisas, de basalto, por la capacidad de este material para retener el calor”, explicó Claudio Díaz.

Agregó que las piedras pueden ser de diferentes tamaños, de acuerdo a las zonas del cuerpo en donde se ubicarán. Indicó  la importancia de  tener en cuenta que los niveles de tolerancia al calor son diferentes para cada persona; por esta razón se debe pedir a quien recibe el masaje indicar si las piedras están demasiado calientes, pues esto podría afectar la calidad del masaje, enfatizó el masoterapeuta.

Esta terapia de piedras calientes de lava basáltica  que se aplican sobre puntos determinados del  cuerpo y se usan para masajear zonas especiales.  La dinastía china Shang ya usaba piedras con fines terapéuticos; los romanos tras un baño caliente se tumbaban sobre mármol frío para disminuir los dolores y relajarse; las indias de América se colocaban piedras calientes sobre el vientre para aliviar dolores menstruales y con esta misma técnica los monjes japoneses favorecían el ayuno. Esto pues no es nuevo, sólo estamos redescubriendo y reutilizando la naturaleza para nuestro beneficio.

Sin duda, es más que un regalo para el cuerpo, es una necesidad que debemos aprovechar bajo las manos expertas de quienes tienes la técnica de la masoterapia y no bajo los simples masajistas que lo que pueden ocasionar como nos explicó Claudio Díaz serían lesiones al no tener la teoría de los estudios, entonces  “para nosotros que nos queremos tanto”, probemos este tipo de técnicas ancestrales que han llegado para quedarse en nuestra agitada vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *