Jill Brzezinki-Conley, belleza y energía para enfrentar el cáncer

Una historia de fuerza y lucha contra el cáncer: Jill Brzezinki-Conley, es una hermosa mujer de 35 años que luego de ser diagnosticada con cáncer de mama un día antes de cumplir 32, debió someterse a una mastectomía doble y hoy está en una etapa incurable de la enfermedad, pues se propagó hasta sus huesos. Pese a todo, la mujer nacida en Kentucky (Estados Unidos) aún tuvo la energía, alegría y entusiasmo necesario para participar de una espectacular sesión de fotos frente a la Torre Eiffel en París, Francia.

Jill Brzezinki-Conley

Allí, se lució como la mejor de las modelos con un vestido rosado pastel ante el lente de la afamada fotógrafa australiana Sue Bryce. La idea se gestó cuando a fines de agosto, Jill visitó a su amiga de infancia Nikki Closser, quien es fotógrafa de bodas. “Ella me tomó fotos y yo le dije ‘Nikki, quiero que tomes fotos de mis pechos para que tal vez podamos enviarlas a las revistas de mes del cáncer de mama”, dijo la mujer, añadiendo que “Los medios de comunicación nunca muestran cómo se ve el cáncer de mama”.

Después de la sesión, Closser envió las imágenes a Bryce, quien invitó a Brzezinski-Conley a una sesión de fotos en París. “Fue un millón de veces mejor de lo que he soñado”, manifestó emocionada Jill, afirmando que se sentía como Cenicienta y no como una paciente con cáncer. “Me hicieron sentir como una supermodelo, y fue la mejor sensación … Yo no quería volver a casa”.   Este es el mejor ejemplo que se puede entregar para promover la lucha contra la enfermedad, la prevención y el aumento de la calidad de vida de quienes padecen este mal.

Jill Brzezinki-Conley

Pero Jill está dispuesta a continuar viviendo a pesar de su enfermedad.  Nikki Closser, el fotógrafo, le propuso realizar una sesión de fotos especial enfocado en el cáncer de mamas, la idea era lograr aparecer en las revistas de modas para mostrar el verdadero rostro del cáncer. Después de la sesión el fotógrafo envió el resultado a Sue Bryce contándole la historia de Jill, la artista quedó tan impactada con esta que la invitó a una reunión para contarle ofrecerle una sesión de fotos en Paris.

Además, de las fotos, realizaron un video con la historia y la sesión dirigido por Hailey Bartholomew, las imágenes han sido publicadas en todos los blogs más influyentes del mundo como el Huffingtonpost. “Fue un millón de veces mejor que lo que he soñado. Por primera vez, en esos cinco días, me sentía como Cenicienta. No me sentía como un paciente de cáncer. Me hicieron sentir como una supermodelo, y fue lo mejor”, comentó la protagonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *