¿Qué es la ictioterapia?

Uno de los tratamientos más novedosos para el cuidado de manos, pies y codos, es la ictioterapia, consiste en un tratamiento compuesto por pequeños pececitos que se comen la piel muerta de nuestro cuerpo dejando la piel sana, limpia y suave, como la de un bebé. Su principal objetivo es succionar las células muertas del cuerpo humano y ayudar a regenerar células nuevas en la piel, permitiendo así que las heridas se curen rápidamente.

¿Cómo es el tratamiento de la ictioterapia?

El tratamiento consiste en sumergir los pies en el agua, donde casi de inmediato cientos de peces comienzan a hacer su trabajo. Al principio se siente un leve cosquilleo que al rato se transforma en un masaje relajante. Los peces devoran las durezas y la piel muerta dejando los pies y la piel como nuevos por efecto de la enzima dithranol o antalina.

 

Sra. Elka Ianiszewski, dueña de Faylinn – Oceanic Fish Spa

 Estos peces no son cualquier tipo, corresponden a los  Garra Rufa, originarios  de las cuencas de kangal en TurquÍa, Irán e Irak. Estos pequeños peces no tienen dientes y poseen ventosas como boca; se alimentan de  las impurezas que se alojan en la piel humana y restos de piel muerta. Como resultado, se obtiene un tratamiento exfoliante y de pedicura increíblemente efectivo, sin daños ni heridas, según lo explica la Sra. Elka Ianiszewski, dueña de  Faylinn – Oceanic Fish Spa, ubicado en pleno centro de Santiago, establecimiento que Clinico.cl visitó para interiorizarnos de la ictioterapia . Elka Ianiszewski, propietaria del centro, cuenta que éste abrió sus puertas el 2 de enero pasado y que desde esa fecha muchísimas personas acuden a probar la ictioterapia. “Vienen muchos clientes, tanto hombres como mujeres. Incluso pueden hacérselo niños”, dice.

 

¿Cuáles son los beneficios de la ictioterapia?

“Es un tratamiento muy bueno para la psoriasis y para cicatrizar heridas, ya que tiene un efecto regenerativo. Es un excelente masaje que también sirve para mejorar la circulación, relajarse y para hidratar profundamente la piel. Estos pececitos son los únicos responsables de todos estos beneficios para la piel.  Además, segregan una enzima llamada dithranol que se utiliza en cosmética para fabricar cremas rejuvenecedoras, esto avalan la suavidad que dejan en tus pies.  En relación a lo favorable que pueden ser para nuestro cuerpo  hay muchos, ya que limpian los pies de las callosidades, durezas y asperezas”, así lo explicó la Sra.Elka . Además, agregó la dueña del Centro, que  reactivan la circulación sanguínea, son reflexólogos ya que, presionan puntos de acupuntura, son también terapia de la risa, ya que hacen cosquillas, y sobre todo curan la psoriasis. Durante el tratamiento, los peces succionan la piel muerta dejándola completamente limpia, sana y rejuvenecida, la sensación será de frescura, además estimula los puntos de acupuntura que ayuda a regular el sistema nervioso, relaja el cuerpo y activa la circulación sanguínea, afirmó la especialista.

 

 

¿Qué es el dithranol?

Es una enzima o la antalina que emiten los peces garra rufa en el tratamiento de la ictioterapia penetra en la piel del paciente en un 30 minutos. Usando el tratamiento de forma óptima dicha enzima no se distribuye por todo el cuerpo sino que sólo afecta a la zona tratada. Es una de las cualidades más beneficiosas de este tratamiento cuyo principal protagonista es el pez doctor, como le dicen en algunos países,  ya que se usa para tratar el desorden producido por la enfermedad  llamada psoriasis. Dicha enzima produce un rejuvenecimiento de la piel ya que actúa sobre las células, dejando la piel con una textura muy suave y brillante. También es utilizada para combatir otras enfermedades relacionadas con la piel.

¿Cuántos peces hay en una pecera?

En una pecera tienen que haber 1 pez por litro de agua, viven entre cinco a ocho años es imposible que se contagie alguna enfermedad, ya que está prohibido ingresar con heridas abiertas, hongos e infecciones. Además tenemos un filtro por cada  de 1.500 litros y cada spa es de 130 litros, fuera de eso los peces descansan media hora entre paciente y paciente.

 

Al observar las dependencias de Ocen Fish Spa, nos percatamos de la presencia de un paciente con el que  la Sra Elka, muy amablemente nos tenía concertada una entrevista sobre los efectos del tratamiento y tuvimos la oportunidad de conversar con Don Julio Gárate de 65 años, quien padece una psoriasis severa  y, lleva tres sesiones en tratamiento con ictioterapia para recuperarse.

“Yo he pasado por muchos dermatólogos de diversas universidades, Mi psoriasis era tan severa que en  casa de

José Gárate en sesión de ictioterapia de cuerpo entero para tratar su psoriais

familiares debía pararme, buscar una pala y una escoba para retirar las escamas de mi piel en el suelo . Vi esta técnica en el noticiero en televisión y quise experimentar para ver si realmente me ayudaba en mi desesperación”, explicó Don José Gárate, mientras se encontraba en su sesión, en una tina cubierto completamente de agua y de peces garra rufa  en su tratamiento semanal de ictioterapia.

¿Don José, qué sensaciones ha experimentado luego de realizar la ictioterapia?

Espectacular, mi soriasis era severa, en dos semanas, con dos sesiones yo he visto cambios. Cada sesión es de 30minutos y es una experiencia muy relajante. Se siente un pequeño cosquilleo, pero muy leve y ellos empiezan a hacer su trabajo.
Para mi es una verdadera terapia de relajación; mi estadop de ánimo ha mejorado, vivo más tranquilo, ya no tengo esa picazón que me daba verguenza. La única ansiedad que tengo es que se me termine definitivamente.  Pero se que el camino es lento, ya que llevo 2 años con esta enfermedad totalmente invalidante y que causa mucho daño en el autoestima.
 Esta es una enfermedad en que uno se debe sanar por dentro y por fuera”, así lo afirmó Don José Gárate con un tono muy esperanzador.  Mis próximas sesiones serán para mis manos solamente yo he visto como mimpiel ha cambiado, está más suave,  yo había perdido hasta el bello en las piernas, sirve hasta para la alopesia, comenta don José entre risas.
Esta terapia no tiene límites de edad, los niños a partir de los 5 años pueden gozar de las bondades de la ictioterapiaen sus pies. Para mantener la higiene, el agua de los estanques en que se realiza la ictioterapia se purifica todos los días. Está prohibido tocar a los peces o mover los pies dentro de la pecera. Además se recomienda apagar el celular o dejarlo en silencio, para que la experiencia pueda ser disfrutada en plenitud.

Si acudes a una sesión de ictioterapia, lo primero que te harán será examinar con minuciosidad tus pies, para comprobar que no haya infecciones. A continuación, se desinfectan y se introducen en la pecera, un tanque con depuradora incorporada, que está diseñado a modo de Spa, en donde el cliente se sienta cómodamente. Los peces garra rufa se acercarán y comenzarán a eliminar el tejido sobrante: al principio se percibe un cosquilleo que luego se convierte en micro masaje para finalmente, convertirse en un delicioso masaje. Tras la sesión, se secan los pies y quedan muy relajadas.

Puntos a tener en cuenta sobre la ictioterapia

Si bien esta es una disciplina muy extendida desde antaño en algunas culturas orientales, científicamente aún no están comprobados los posibles efectos negativos que podría causar. Aunque tampoco se pone en duda sus evidentes propiedades como tratamiento regenerativo para la piel.

También debes tener en cuenta que, para algunas condiciones, este tratamiento implica que estés varias horas en el agua, durante plazos de hasta 3 semanas y sin tomar medicamentos durante el período de tratamiento.

Por ello, debes consultar con los responsables del spa o establecimiento terapéutico sobre estos puntos antes de someterte a un tratamiento de ictioterapia, para así poder beneficiarte de él con mayor tranquilidad y consciente de lo que estás aplicando a tu cuerpo y encontrar una solución a estas enfermedades de la piel.