Estudio cuestiona el rol de la obesidad en la enfermedad inflamatoria intestinal

Un estudio realizado en Europa y publicado en American Journal of Gastroenterology arrojó que el índice de masa corporal (IMC) no está asociado con la aparición de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Los resultados sugieren que la obesidad no elevaría el riesgo de desarrollar la enfermedad de Crohn (EC) o la colitis ulcerosa (CU). Según el doctor Simon Chan, de la Escuela Norwich de Medicina de la Universidad de Anglia Oriental, Reino Unido “aunque existen mecanismos biológicos probables por los que la obesidad participaría en la etiología de la EII”.

Para realizar el estudio los autores analizaron datos de 300.724 adultos, que entre 1991 y 1998 habían ingresado al estudio sin EC o CU.

En ese momento, se les realizó una evaluación antropométrica (altura y peso), de actividad física y de consumo de calorías totales con cuestionarios validados.

En junio del 2004, 177 participantes habían desarrollado CU y 75 tenían EC; ambos grupos tenían, respectivamente, una edad promedio de 58 y 56 años. A cada uno de ellos se lo emparejó con cuatro participantes “control”.

Los autores no pudieron detectar alguna asociación entre el aumento del IMC y la aparición de la EC o la CU en los análisis ajustados según posibles factores que confundan. La falta de asociación fue consistente cuando el IMC fue considerado como una variable continua o binaria (IMC de entre 18,5 y 24,9 kg/m2 versus 25 kg/m2 o más).

Tampoco estuvieron asociados con la aparición de las EII el nivel de actividad física y el consumo de calorías totales.

“Esta falta de relación con el consumo de calorías totales sugiere que el consumo absoluto de nutrientes no estaría asociado con la etiología de las EII”, escriben los autores quienes no sabían qué esperar de este estudio.

 

Fuente: Terra Perú