Niños estresados, cómo ayudarlos

6 claves para ayudar a un niño estresado:

  1. Mantener rutinas y horarios. No hay que ser excesivamente exigentes con él, se le debe dar un margen para que juegue, para estar con los amigos, para descansar.
  2. Si le vamos a pedir o exigir o cosas, que sea a través de pequeños pasos u objetivos. Que vaya poco a poco, despacito.
  3. Hablar con él y explicarle de forma razonada qué cambios son “amenazas” y cuáles no. Ayudarle a entender cómo afrontarlos y apoyarle en todo momento en el proceso de afrontamiento.
  4. Intentar favorecer la relajación. Procurar que todos los días tenga un rato de relajación, enseñarle a respirar por la nariz y exhalar por la boca, despacio, con una música tranquila. Los dos, el padre o madre, con él a la vez, y que se vaya concentrando en la respiración y en las sensaciones que provoca el aire al entrar y al salir. Técnicas de relajación son muy buenas aliadas.
  5. Preguntarles y darles pie siempre a que expresen sus temores, sentimientos y preocupaciones. Tener tiempo a diario para poder hablar con él de todos estos temas que inundan su cabeza.
  6. Es conveniente hacerle responsable de todas sus tareas y cosas, que sepa que debe asumirlo, pero añadiéndole siempre apoyo. Que sepa en todo momento que estamos ahí para cuando él lo necesite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *