Cómo preparar la ruda para su consumo

También puedes leer: Propiedades de la Ruda para la Salud.

ruda

La forma de consumo más generalizada de la ruda es mediante la infusión o té de ruda. La cantidad ideal es de dos tazas al día, no conviene excederse en su uso ya que tiene efectos contraproducentes por su abuso. La ruda es antiespasmódica, debido a esto se recomienda para tratar casos de cólicos estomacales, dolores menstruales, así como también situaciones de diarrea, tanto en niños como en adultos.

Formas de preparación de la Ruda:

  • Infusión o Té de Ruda: Hervir diez hojas de la planta en un litro de agua. Se deja reposar cinco o diez minutos y se cuela; para consumo personal (recomendada para dolores menstruales o como tisana después de comer), beber una taza caliente en la que haya estado en infusión durante 10 minutos una puntita de ruda.
  • Aceite de ruda: Para combatir dolores reumáticos y nefríticos. 60g de ruda fresca, acabada de cortar cuando florece, se machaca en un mortero o almirez, vertiendo luego el líquido que sale en una botella. Se le añade un cuarto de aceite de oliva, se tapa herméticamente la botella y se deja al sol y al sereno, invertida, durante cuarenta días, pasados los cuales se cuela el líquido y se fricciona la parte dolorida con un paño de lana caliente. Se deja éste encima de la zona afectada por el dolor y se cubre con una venda.
  • Cataplasma: Abscesos y forúnculos. Extender sobre la zona en cuestión un puñadito de hojas frescas de ruda, machacadas y cubrirlo con una gasa. Esta cataplasma sirve para sanar rápidamente las partes afectadas.

Conoce las propiedades benéficas de la Ruda

One Reply to “Cómo preparar la ruda para su consumo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *