El kiwi es muy bueno para la salud por sus propiedades, nutrientes  e ideal para incorporarla a nuestra dieta.
Nutrientes del kiwi:  Vitaminas del kiwi: Mucha C y E, B3, B6, B2, B1 y K.
Minerales del kiwi: Fósforo, magnesio, calcio, potasio, hierro, yodo y sodio.
Otras propiedades del kiwi: Folatos, fibra, niacina, un mínimo de calorías, riboflavina, hidratos de carbono, antioxidantes y tiamina.
El kiwi para qué es bueno: proporciona vitamina C y potasio, por lo que es un gran aliado para combatir la hipertensión y la indigestión y fortalecer el sistema inmunológico.  Por su efecto diurético, elimina la acumulación de sodio en el cuerpo, por eso se recomienda que las personas que sufren de hipertensión consuman dos o tres kiwis al día.
Un estudio señala que reduce la formación de coágulos y la grasa que bloquea las arterias. Es vigorizante, desintoxicante, estimula el sistema inmunológico y mejora la digestión. Tomar un kiwi a diario ayuda, según el doctor Vicente Orós Espinosa,  miembro del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de  Atención Primaria, «a proteger los epitelios de las vías  respiratorias frente a las inclemencias del tiempo y los ataques de  virus propios de las estaciones frías». Mantiene activo el  sistema inmunológico y para esto los cítricos se convierten en el  mejor aliado.

Frente a la naranja, el pomelo o el limón, el kiwi puede satisfacer las demandas de vitamina C que el cuerpo necesita. «Aporta casi el doble de vitamina C que una naranja y el triple que un  limón, vitamina E que actúa como un potente antioxidante, ácido fólico  aconsejable en embarazo y en periodos de anemia.  Es alto en fibra, entre uno y dos gramos, tanto soluble como  insoluble, y una enzima, la actinidina, que favorece la digestión  de las proteínas y a facilita el tránsito intestinal, lo que previene el estreñimiento», afirma la doctora y especialista en  Nutrición María Teresa Barahona.

Según un estudio realizado por el Hospital Universitario  de Oslo (Noruega) a principios de este año y publicado en la revista «Journal of Human Hypertension», el consumo habitual de kiwis, hasta  tres al día, podría reducir la tensión arterial y, por tanto, beneficiar al sistema cardiovascular. En concreto, de los dos grupos en los que se dividió a los participantes –uno de los grupos tomaron tres kiwis al  día y el otro una dieta rica en antioxidantes–, los que consumieron kiwi redujeron hasta 10 mm/Hg (milímetros de mercurio) la presión sistólica y 9 mm/Hg la diastólica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *