Asistir a una persona con demencia implica para el cuidador informal desgaste emocional, problemas de salud e incluso financieros. El perfil típico del cuidador responde a mujeres de mediana edad (50-60 años) y que son esposas o hijas del paciente. No olvidemos que  a veces, mujeres de edad avanzada (>75 años) cuidan a sus cónyuges con sobreesfuerzo que acompaña a esas edades, teniendo en cuenta que en muchos casos, los cuidadores están en una etapa en la que ya no tienen que ocuparse de sus hijos y no pueden disponer de su tiempo libre y disfrutar de su madurez por la obligación de cuidar a terceros lo que aumenta la situación de estrés y sobrecarga.

Existen diversas experiencias de personas que deben cuidar de familiares, padres o matrimonios mayores que por soledad o falta de apoyo deben responsabilizarse del cuidado del otro. Según Elisa Parra, de 74 años, esposa de un paciente con demencia senil y alzhaimer, «la lógica  no sirve, por lo que se debe tener una comunicación eficaz, es demasiado complicado y seguir ciertas normas de seguridad resulta imprescindible para evitar accidentes en la casa, hay que seguir una serie de rutinas para facilitar la tarea. No hay que acelerar su pérdida de independencia, sino permitirle hacer tareas que aún puede desempeñar.  Por el contrario, si se le sobreestima en acciones que no puede llevar a cabo, es fácil que se altere, se violente y no termine. Encontrar el equilibrio es difícil».

Hay que ser flexible y paciente, aunque en los momentos de lucidez es fácil cuestionarse si el diagnóstico es certero, no es correcto pensar que finge, sino aprovechar estos instantes.

¡Cuidado con los accidentes! Hay que poner en práctica una serie de precauciones para evitar accidentes. Algunos de los principales peligros son: incendios en la cocina, objetos afilados, cortantes y agujas de coser, medicamentos o  llaves del auto o herramientas, alfombras y muebles u objetos en general que interfieran en el paso y sean susceptibles de provocar caídas (mangueras o rejas).

El cuidado del cuidador. «Con frecuencia me aburro, siento rabia, desesperación, me siento sola…. todos mis hijos trabajan y tienen sus familias, soy la única que lo puedo cuidar, ¿quién lo aguantará? » , son las recurrentes afirmaciones de la Sra. Elisa Parra,  al referirse a su marido de 82 años,  y el tratamiento de su enfermedad,  ya que ella también padece otras patologías propias de su edad.

Es difícil ser un cuidador perfecto. Estas personas acumulan diversas emociones -tristeza, frustración, impaciencia…- que deben expresar. Hay que buscar la ayuda necesaria antes de que aparezcan las señales de alarma: sentimientos de tristeza o sensación de encontrarse al límite de las fuerzas, insomnio, pérdida de apetito o de peso, irritación y somatizaciones como dolores de cabeza, estómago o palpitaciones.

 

7 comentarios en «El cuidador de un paciente con demencia senil»
  1. mi mamá está pasando una crisis de demencia. Estoy tratando de entender cuál es su manera de entender la realidad. le propongo juegos para que camine: por ejemplo «sos un /una soldada y contamos : uno, dos, uno, dos …. luego tres cuatro…. hasta diez….
    me resultó. Ella camina jugando… o cómo jugando y no nos resulta tan traumático…

  2. Tengo 49 años y por un año y medio he estado cuidando a mi mama de 76 años con demencia senil. Somos solo ella y yo, pero yo trabajo todo el día, y ella se quedaba sola. Hace 3 semanas la interné en un geriátrico, no en la ciudad los precios son altísimos, sinó en su ciudad natal a 200 km de mi residencia, donde viven sus hermanos. Yo ya estaba al borde de la locura, y ella empezaba a necesitar supervisión todo el día. La casa me queda enorme, quisiera tenerla en SU casa conmigo. La familia no entiende que no se va a recuperar y me acusa de lo que se les ocurra. Ella tiene ahora un duro período de adecuación, yo también.

  3. Mi papá tiene 90 años,con demencia senil,mi mamá 88años,está lúcida,muy bien..viven en su domicilio pero debí poner de lunes a viernes personas que los atiendan…hay días en los que mi papá comprende y parece estar bien pero hay días que su mente retrocede y dice que debe ir a trabajar y quiere salir….si le cerramos las puertas se enoja y se pone bastante violento conmigo.Permanentemente acusa a todo el que entra a su casa que le «roban».Es muy triste verlo así cuando fue una persona muy amable,locuaz,deportista…puedo asegurar que a veces mis fuerzas flaquean,en la ciudad donde vivimos no tenemos familiares,solo cuento con mi esposo y mi hijo y su pareja…mi hermano vive a 500km…¡¡qué difícil se hace todo porque debo cuidar y elegir permanentemente cada palabra que digo y el tono de voz para que no se altere!!!!…el apoyo terapeútico solo me sirvió para poder hablar con otro mi problema,nada más…

  4. Mi madre tiene 85 y su demencia senil a veces me desespera, somos 3 hijas y yo soy la menor para cuidarla estoy sola y trabajo, ella está en un centro de edad avanzada de 7:00am a 3:00pm luego está sola, mis hermanas viven en New York y no me ayudan. Necesito una orientación que puedo hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *