Investigarán tratamiento para enfermedad de Crohn con parásitos de cerdos

Investigadores de la compañía Coronado Biosciences Inc., en Massachusetts, descubrieron que ciertos parásitos de los intestinos de los cerdos serían de gran ayuda para tratar, de manera segura y efectiva, a quienes sufren de enfermedades autoinmunes.

“Estos huevecillos servirían para ‘afinar’ la respuesta del sistema inmunológico, evitando que atacara los tejidos y órganos del propio cuerpo”, explica el Dr. Joel Weinstock, del Tufts-New England Medical Center, en Boston.

De acuerdo con el Dr. Weinstock, las enfermedades autoinmunes se deberían a que vivimos en un entorno demasiado limpio. “En condiciones ideales, los microorganismos, como los virus y las bacterias, entrenarían al cuerpo para que éste desarrollara una respuesta inmunológica óptima que le permitiera combatir y prevenir enfermedades”, explica el especialista.

No obstante, en la actualidad, estamos siendo apartados sistemáticamente de estos microorganismos, a través del uso de elementos estériles y productos antibacteriales. “La eliminación de estos gérmenes de nuestra vida cotidiana provocaría que los cuerpos de algunas personas tuvieran sistemas inmunológicos ‘desafinados’”, comenta el Dr. Weinstock.

La suministración de los parásitos, entonces, estimularía y corregiría la respuesta inmune de los pacientes.

Para probar este posible tratamiento, los investigadores dieron seguimiento a un grupo de pacientes con esclerosis múltiple.

Durante el estudio, a cada paciente se le suministró una dosis diaria de parásitos, que consistía en una cucharada de solución salina que contenía miles de huevecillos de Trichuris suis, un gusano plano que habita en los intestinos de los cerdos.

Los científicos observaron que, mientras tomaron el tratamiento, los pacientes presentaban mejorías significativas; no obstante, los efectos benéficos no duraban mucho después de que se suspendía la ingesta de los huevecillos.

“Estos resultados son muy esperanzadores, no sólo por la efectividad que hemos observado, sino porque se trata de un tratamiento muy seguro”, comenta el Dr. Bobby Sandage Jr., director ejecutivo de Coronado Biosciences.

Según el Dr. Sandage Jr., los medicamentos para las enfermedades autoinmunes reducen la respuesta inmunológica del cuerpo, por lo que el paciente queda expuesto a otras enfermedades.

“En este caso, sin embargo, el sistema inmunológico queda intacto, por lo que sería capaz de combatir infecciones; además, en los humanos, los huevecillos del gusano mueren a los pocos días de haberse ingerido, así que no existe ningún riesgo de infección”, asegura.

Sin embargo, los científicos consideran que aún hacen falta estudios para asegurar la efectividad y seguridad de este tratamiento. Por eso comenzarán un nuevo estudio, esta vez con personas que padezcan la enfermedad de Crohn. Se espera que los nuevos resultados se den a conocer a mediados del 2013.

 

Fuente: Univision.com