Algunas enfermedades digestivas

Por Francisca Puga

Colon irritable

Constituye la primera causa de consulta en la especialidad de gastroenterología.

“Human Digestive System” by dream designs / Freedigitalphotos.netQué es

Conjunto de síntomas y signos digestivos que se caracterizan principalmente por la presencia de dolor o malestar abdominal asociados a trastornos de la defecación (cambio en la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones).

Si bien el término colon irritable es el más utilizado, algunos médicos prefieren llamarlo intestino irritable ya que las alteraciones que causan las molestias no necesariamente radican en el colon.

Esta condición es muy frecuente. El Departamento de Gastroenterología de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica, estima que el colon irritable puede afectar entre el 10 a 15% de la población adulta con frecuencias aún mayores en poblaciones específicas como mujeres de 30 a 40 años.

Síntomas

Los síntomas digestivos propios son el dolor y la distensión abdominales y la alteración del ritmo intestinal.

• Dolor abdominal: Suele ser difuso o localizado de tipo cólico, opresivo o punzante, leve o de moderada intensidad, con una duración inferior a las dos horas y que se alivia tras la defecación.
• Estreñimiento y diarreas de forma alternada o de la diarrea, o de forma alterna diarrea-estreñimiento. La distensión abdominal y el meteorismo se desarrollan progresivamente a lo largo del día y son referidas como “exceso de gases”. Son frecuentes la saciedad precoz tras la ingesta, las nauseas, los vómitos y el ardor torácico (pirosis).
• Defecación con mucosidad
• Náuseas y vómitos
• Flatulencias y distensión abdominal
• Anorexia (malnutrición por no absorber los nutrientes)
• Intolerancia a algunos alimentos
• Dolor de cabeza

Diagnóstico

Se basa en los síntomas, historia médica previa, contexto en que aparecen los síntomas, examen físico y examen de laboratorio que se puedan requerir para descartar trastornos con síntomas similares.

Causas

Se desconocen, pero se habla de una hipersensibilidad visceral, por la cual una actividad abdominal normal puede ser vivenciada por la persona como dolorosa.

Científicamente se postula la hipótesis de una falla en la regulación entre el Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Entérico (SNE), lo que se conoce como el eje Cerebro-Intestino, o la conexión Cerebro-Intestinal.

También es probable que este síndrome se encuentre relacionado con el estilo de vida, el estrés, la ansiedad emocional o la depresión suelen empeorar los síntomas. Cada paciente, a su vez, puede presentar hipersensibilidad a alimentos variados.

Además, puede estar relacionado con el uso excesivo de laxantes, antibióticos y antiácidos, ya que todos alteran la microflora bacteriana.

Tratamiento

Su tratamiento es sólo sintomático y se deben corregir los hábitos inadecuados adquiridos (comer muy rápido, beber gaseosas, fumar, etc.), adecuar la alimentación según se esté padeciendo diarrea o estreñimiento y tratar algún trastorno nervioso o emocional existente con psicoterapia.

 

Enfermedad de Chron

Qué es

Enfermedad del sistema gastrointestinal que forma parte de las denominadas enfermedades inflamatorias intestinales. Esta enfermedad puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, pero mayoritariamente se localiza en el el intestino delgado distal (íleon), el colon y la región perianal.

En esta enfermedad se produce una inflamación de toda la pared del tubo digestivo, la que se evidencia por una pared inflamada (enrojecida), con presencia de erosiones, aftas, úlceras, estenosis (estrechez) o perforaciones del intestino manifestadas por fisuras, fístulas o abscesos.

Síntomas

• Dolor abdominal
• Diarrea (líquida o acompañada de sangre y mucosidad)
• Malestar general
• Fiebre
• Inapetencia
• Dolor con las deposiciones
• Pérdida de peso involuntaria

Otros síntomas:

• Estreñimiento
• Inflamación de los ojos
• Fístulas (generalmente alrededor del área rectal que pueden causar drenaje de pus, moco o heces
• Dolor articular
• Inflamación del hígado
• Úlceras bucales
• Protuberancias o llagas (úlceras) en la piel
• Encías inflamadas

Diagnóstico

Existen exámenes generales de sangre o deposiciones que pueden ayudar al diagnóstico, sin embargo, los mejores exámenes para apoyar el diagnóstico son los métodos de imagen del intestino delgado y el estudio endoscópico con toma de biopsias. Además la historia clínica del paciente es fundamental al momento de diagnosticar.

Tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa son enfermedades inflamatorias, que se parecen en muchos síntomas. La gran diferencia entre una y otra radica en el grado de lesión de la pared intestinal, siendo la enfermedad de Crohn mucho más grave, puesto que afecta a las 4 capas del tracto gastrointestinal: mucosa, submucosa, muscular y conectiva. En cambio, la colitis ulcerosa sólo afecta a las dos primeras.

Causas

La causa es desconocida y probablemente multifactorial, en la que pueden influir factores genéticos o hereditarios, factores ambientales como el tabaco, las infecciones gastrointestinales, medicamentos como los anticonceptivos o los antinflamatorios, asociado a una respuesta de defensa (inmune) del organismo alterada. Los factores psicológicos o emocionales y de la dieta podrían también en algunas personas jugar un papel aunque la evidencia científica a este respecto no es categórica.

Tratamiento

Aún no existe una terapia que pueda curar esta enfermedad, pero hay tratamientos farmacológicos que permiten mantener completamente inactiva la enfermedad.

Colitis Ulcerosa

Qué es

Corresponde a una de las denominadas enfermedades inflamatorias intestinales y afecta al al intestino grueso. Se caracteriza por una inflamación en el colon (colitis), es decir, la pared intestinal se encuentra enrojecida, con heridas, las que se evidencian en la presencia de erosiones o úlceras (ulcerosa) en el colon, asociado a una fragilidad de la pared con sangrado espontáneo.

Síntomas

• Diarrea acompañada de sangre y mucosidad
• Urgencia defecatoria y pujo rectoanal
• Dolor abdominal
• Malestar general
• Fiebre

Manifestaciones extraintestinales:
• Malestar articular
• Aftas o úlceras orales
• Lesiones cutáneas u oculares.

Es importante saber que existen otras enfermedades intestinales diferentes de la colitis ulcerosa que pueden tener síntomas similares como los cuadros diarreicos de causa infecciosa (disenterías).

Diagnóstico

No hay ningún examen certero. El diagnóstico se establece por la suma de todas las variables clínicas y de exámenes. Existen exámenes generales de sangre o deposiciones que pueden, pero el mejor examen es el estudio directo del colon mediante una colonoscopía con toma de biopsias.

Causas

No se conoce la causa de la colitis ulcerosa y actualmente no hay cura, excepto a través de la extirpación quirúrgica del colon. Una teoría sugiere que algún agente, que puede ser un virus o una bacteria atípica, interactúa con el sistema inmune del cuerpo y desencadena una reacción inflamatoria en la pared intestinal. También pueden influir factores genéticos o hereditarios, factores ambientales como infecciones gastrointestinales, en conjunto a una respuesta de defensa (inmune) del organismo alterada. El tabaco, algunos medicamentos como los antinflamatorios y hormonas y el antecedente de apendicectomía podrían influir en modificar el riesgo de padecer esta enfermedad.

Tratamiento

Actualmente, no existe cura para la colitis ulcerosa, pero un tratamiento médico efectivo puede suprimir el proceso inflamatorio. El tratamiento de la colitis ulcerosa involucra medicamentos que disminuyen la inflamación anormal en la pared del colon y de ese modo controlan los síntomas.
Para la mayoría de los pacientes los tratamientos farmacológicos disponibles permiten mantener completamente inactiva la enfermedad y por lo tanto los pacientes con colitis ulcerosa pueden desarrollar una vida absolutamente normal. La cirugía es una alternativa de tratamiento en la que se saca todo el colon, pero está indicada sólo para personas con un curso complicado de la enfermedad.

 

Enfermedad Celíaca

Qué es

Enfermedad autoinmune que se caracteriza por una inflamación crónica de la parte próxima del intestino delgado o yeyuno. Es una enfermedad hereditaria muy frecuente en la cual la inflamación se produce al contacto con el gluten, proteína de granos como trigo, cebada y centeno, produciendo una mala absorción de nutrientes a nivel intestinal, provocando daño en la vellosidades del intestino delgado.

Síntomas

• Diarrea persistente
• Esteatorrea (deposiciones con grasa que flotan en el agua)
• Dolor abdominal recurrente
• Vientre hinchado
• Erupciones en la piel
• Fatiga habitual
• Meteorismo
• Desnutrición
• Osteopenia (falta de calcio en los huesos) en el adulto}
• Depresión
• Irritabilidad
• Retraso de la pubertad, con retardo de la menarquia (primera menstruación)
• Infertilidad y abortos

Diagnóstico

Se basa en marcadores serológicos y biopsia de intestino delgado.
Entre los exámenes de sangre, los más utilizados y sensibles son los anticuerpos anti-Transglutaminasa tisular (ATGT) y los anticuerpos anti-Endomisio (EMA).
Para la biopsia intestinal debe realizarse una endoscopía para y así poder confirmar la existencia de la enfermedad.

Causas

Se describen factores ambientales y una predisposición genética. Se desconoce la causa exacta de la celiaquía, pero se ha demostrado que las personas con familiares que padezcan celiaquía están en mayor riesgo de padecer la enfermedad. Este trastorno es más común en las personas de raza blanca y de origen europeo.

Tratamiento

El único tratamiento es la total y estricta ausencia de gluten en la dieta.

 

Intolerancia a la lactosa

Qué es

Incapacidad para digerir cantidades significativas de lactosa que es el azúcar más importante presente en la leche de todos los mamíferos. La malabsorción es debida a la falta de expresión de la enzima lactasa presente normalmente en las células del intestino delgado. Al no existir suficiente lactasa gran parte de la lactosa no es digerida, y por lo tanto pasa sin ser absorbida al intestino grueso o colon.

Síntomas

• Cólicos abdominales
• Distensión abdominal
• Malabsorción
• Flatulencias (gases)
• Pérdida de peso
• Desnutrición
• Crecimiento lento (en niños)
• Diarrea
• Heces flotantes y con mal olor
• Estreñimiento y defecación con ardor
• Erupciones cutáneas

Diagnóstico

Sus síntomas pueden ser producidos por otras enfermedades como colon irritable o enfermedad celíaca, por lo que puede ser difícil establecer esta condición en base a la presencia de síntomas. Lo más práctico es evaluar en forma guiada, si los síntomas desaparecen al eliminar los lácteos de la dieta. Además, se pueden realizar exámenes que permiten diagnosticar con precisión la intolerancia a la lactosa.

Causas

La más frecuente es la primaria o hereditaria. Investigaciones han determinado las condiciones genéticas que determinan la capacidad de absorber o no absorber lactosa en la vida adulta en poblaciones europeas y africanas.

Otras causas, las secundarias, son cuando otras enfermedades producen daño en el intestino delgado y genera falta de lactasa e intolerancia a lactosa. Las enfermedades que con mayor frecuencia pueden producir intolerancia secundaria de lactosa incluyen enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn, enfermedades inflamatorias o infecciosas del intestino.

Tratamiento

Evitar la lactosa. En el mercado existe la leche sin lactosa, además, se pueden agregar enzimas de lactasa a la leche corriente o tomar las enzimas en cápsulas o tabletas masticables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *