Una clase de fármacos utilizada para prevenir las sibilancias y la disnea en personas asmáticas elevaría en los niños el riesgo de ser hospitalizados, revela un análisis de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Pero los autores aclaran que cuando los llamados beta agonistas de acción prolongada o (LABA, por sus siglas en inglés) se usan junto con los corticoesteroides inhalables, aquel riesgo extra desaparece.

“Estos estudios confirman nuestras recomendaciones de la FDA, que están en las etiquetas de los remedios, de que los niños y los adolescentes usen corticoesteroides inhalables junto con los LABA en un solo producto”, dijo la doctora Ann McMahon, que dirigió el estudio.

No obstante, agregó, los datos de que los corticoesteroides reducirían el riesgo adicional no convencieron a los investigadores.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, 7 millones de niños estadounidenses son asmáticos y la cifra aumentó en los últimos años.

El informe de FDA combina datos de seguridad de más de 100 estudios sobre un total de 60.000 personas con asma. Los ensayos originales los habían realizado empresas que comercializan LABA, como Foradil (Merck) y Serevent (GlaxoSmithKline).

Los adultos y los niños que usaban LABA eran un 27 por ciento más propensos que los que no los utilizaban a tener que ser hospitalizados, necesitar intubación y hasta morir en raros casos por una crisis asmática.

El riesgo más alto se registró en los niños de entre 4 y 11 años: los que utilizaban LABA eran un 67 por ciento más propensos que el resto a necesitar una internación por la enfermedad.

Eso quiere decir que en un año se producirían tres hospitalizaciones más por cada 100 usuarios pediátricos de LABA.

Según publica la revista Pediatrics, una pequeña cantidad de participantes de todas las edades que habitualmente usaban corticoesteroides inhalables con LABA no tuvieron ese aumento del riesgo de tener que ser internados.

“Aunque pudimos llegar a una confirmación, la muestra fue muy pequeña y necesitamos hacer más análisis”, dijo McMahon a Reuters Health.

“Lo nuevo en esta revisión es haber destacado el hecho de que los niños más pequeños tuvieran un riesgo más alto que el resto de los pacientes” que utilizan sólo LABA, opinó el doctor Scott Weiss, investigador de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, y que no participó del estudio.

Weiss informó tener lazos comerciales con Novartis y haber trabajado para GlaxoSmithKline y AstraZeneca.

Fuente: Publico.es

Por Clínico.cl

Red de medios sobre salud. Recuerde que el contenido de este sitio no reemplaza el diagnóstico y prescripciones de su médico y los profesionales de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *