Si su hijo o usted han tenido una tos persistente por más de dos semanas es importante que consulte a su médico, pues puede tratarse de Tos Convulsiva o Coqueluche, enfermedad que parecía desaparecida en nuestro país, pero que en los primeros meses de este año ha tenido un brote importante.

Según estadísticas del Ministerio de Salud, 1453 casos de coqueluche o tos convulsiva se han registrado en nuestro país en lo que va del año, cifra que casi cuadruplica la registrada en el mismo período del año pasado, cuando se registraron 386 casos.

El aumento de esta enfermedad ha originado que el propio Ministerio de Salud despache una circular a todos los centros médicos del país, donde se destaca la necesidad de poner atención a “todo paciente que presenta tos de al menos dos semanas, con uno de los siguientes síntomas: paroxismos de tos, estridor inspiratorio, vómito post tusivo sin otra causa aparente, o tos de menor duración si presenta las características del cuadro clínico. En neonatos y lactantes menores de 6 meses, infección respiratoria que cursa con apneas”.

Es, efectivamente, en el grupo de lactantes menores de seis meses donde la enfermedad se hace presente con mayores riesgos. Por ello, los lactantes que aún no han sido vacunados o que no han completado las tres dosis de la serie primaria, tienen riesgo de enfermar al exponerse a adolescentes o adultos colonizados y o enfermos.

Cabe destacar que de los casos notificados, un 53,2 % del total (774 casos) corresponden a menores de 1 año, siendo el 79% de este grupo menor a 6 meses. Los niños de 1 mes o menos representan el 4,6% del total de casos; mientras que las mujeres agrupan el 50,2% del total de notificaciones.

A nivel geográfico, la Región Metropolitana presenta el mayor número de notificaciones, reportando 629 casos (43,3%), seguida por la Región del Biobío (35 %) y Valparaíso (10%). Sin embargo, la mayor tasa de incidencia acumulada se presentó en la Región del Biobío (24,8 por cien mil hab.), seguida por la Región Metropolitana (9,1 por cien mil hab.) y Región de Valparaíso (8,1 por cien mil hab.).

Enfermedad

El Coqueluche es una enfermedad infecciosa bacteriana aguda que afecta el tracto respiratorio.

Pese a que es una infección inmunoprevenible, gracias a la introducción de la vacuna para la población pediátrica en el Programa Ampliado de Inmunización, la enfermedad continúa siendo endémica.

La inmunidad inducida por las 3 dosis de la vacuna confiere protección contra la enfermedad, pero se pierde progresivamente al cabo de 8 a 10 años, quedando en la etapa de adolescencia, nuevamente susceptible de enfermar.

Síntomas del Coqueluche o Tos Convulsiva.

Los síntomas característicos del coqueluche son espasmos de tos que pueden durar hasta 30 minutos y se repiten varias veces al día. La tos continua hace que los pacientes, sobre todo los niños, pierdan el aliento y traten de recobrarlo a través de una fuerte inhalación, esta acción provoca un fuerte silbido proveniente del pecho. Los ataques de tos son tan fuertes que pueden provocar vómito en el paciente. La tos convulsiva puede durar hasta 8 semanas.

Estrategias de prevención

En los últimos tres años, Costa Rica, Panamá y Argentina fueron algunos de los países que experimentaron un importante incremento en los casos de la tos convulsiva. Costa Rica, por ejemplo, alcanzó los 45 casos por cada 100 mil habitantes, cuando el estándar aceptable para la OMS es de 1 caso por cada 100 mil.

Tanto Argentina, como Costa Rica han implementado estrategias exitosas para contener el avance de la enfermedad, especialmente focalizadas en la vacunación a adultos y adolescentes. Estas fueron medidas claves para minimizar el impacto de la enfermedad en infantes.

Fuente: terra.cl

Por Clínico.cl

Red de medios sobre salud. Recuerde que el contenido de este sitio no reemplaza el diagnóstico y prescripciones de su médico y los profesionales de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *