Un estudio de la Universidad de Berkeley, California, ha concluido que la exposición de la vista a una pantalla con tecnología 3D (tres dimensiones) podría tener efectos negativos para la salud ocular.

Estos efectos se producen debido al esfuerzo que debe realizarse para ajustar el globo ocular a la pantalla 3D, provocando fatiga, dolores de cabeza y molestias visuales, como irritación de la esclerótica y sequedad ocular.

Según el profesor de Optometría de la casa de estudios norteamericana, Martin S. Banks, estas molestias se acentúan cuando el contenido 3D es visto a una corta distancia, como en un móvil o una consola de juegos, que cuando se proyecta en una pantalla de cine.

Ante cualquiera de los síntomas mencionados, es recomendable suspender la exposición a la pantalla y consultar con un especialista en caso de que las molestias persistan.

(Vía http://alt1040.com)

 

 

 

Por Clínico.cl

Red de medios sobre salud. Recuerde que el contenido de este sitio no reemplaza el diagnóstico y prescripciones de su médico y los profesionales de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *