Brazo robótico personaliza operación de reemplazo parcial de rodilla

Cirujanos ortopédicos de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida,tienen un nuevo sistema de brazo robótico para ayudarlos en el remplazo de una pequeña área de la rodilla con un implante en personas con osteoartritis limitada.

Los especialistas indican que el equipo los ayuda a preservar mucho más de la rodilla de lo que se podía antes, lo que hace que la cirugía de reemplazo sea una excelente opción para personas que experimentan un inflamación o dolor moderado en un lado de su rodilla debido a desgaste provocado por la edad.

“Este dispositivo nos permite ser precisos en remover tan poco hueso como sea factible, reemplazándolo, con un pequeño implante que imita a la superficie sana de la rodilla”, dice la Dra. Mary I. O´Connor, Jefe del Departamento de Cirugía Ortopédica en la Clínica Mayo de Jacksonville.

Debido a que el procedimiento quirúrgico robótico es menos invasivo que otras técnicas quirúrgicas, los pacientes pueden tener una recuperación más rápida, de acuerdo a la Dra. O´Connor.

Los pacientes que se benefician de la operación de reemplazo parcial de rodilla tienden a ser más jóvenes, motivo por el cual preservar la estructura natural de la rodilla es tan importante, agrega el cirujano ortopédico Dr. Cedric Ortiguera, M.D. “La osteoartritis, que ocurre cuando el cartílago se gasta, puede llevar a una condición degenerativa de la rodilla más extendida”, dice el Dr. Ortiguera. “Entonces cuando sacas la menor cantidad posible de hueso en este procedimiento de brazo-robótico-asistido, puedes reemplazar la rodilla completa en algún punto en algunos años en el futuro, de ser necesario.

“Esta es una opción para pacientes más jóvenes que experimentan dolor de rodilla — quizás por sobre uso atlético o por la artritis — los que no son candidatos para un reemplazo total de rodilla”.

La herramienta también permite a los cirujanos incluso ser más precisos; ellos están a cargo del sistema de brazo robótico, y el brazo robótico responde a la mano guía del cirujano. En conjunto con una tomografía computarizada que se ha hecho de la rodilla de un paciente, la tecnología robótica calcula un plan quirúrgico personalizado que indica con precisión dónde los huesos de la rodilla necesitan ser removidos y dónde un implante que reemplace el hueso debería ser ubicado.

Según la Dra. O´Connor, antes del desarrollo de este dispositivo, se daba  la posibilidad de resultados menos consistentes con el uso de instrumentos quirúrgicos manuales de rutina de reemplazo parcial de rodilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *